| 6/13/2011 4:00:00 PM

“De lo mejor que tiene un MBA es el proceso para tratar de entrar”

Dinero.com presenta la entrevista completa con Scott Shrum, el experto en consultoría para ingresar a los mejores MBA del mundo.

Scott Shrum es un joven norteamericano que a muy corta edad ya es un referente en su industria. Luego de realizar un MBA en Kellogg, Shrum escribió junto al MBA de Harvard Omari Bouknight el libro Your MBA Game Plan una guía para todos quienes aspiran a ingresar a las escuelas de negocios top en el mundo. Fue tal su reconocimiento en la industria que desde hace un tiempo Scott Shrum es el director de mercadeo de Veritas Prep uno de las firmas lideres globales en preparación para el GMAT. Como material exclusivo de Dinero.com presentamos la reciente entrevista que le realizamos a este joven autor:

¿Es cierto que después de la crisis la competencia para entrar a los mejores MBA del mundo es menos competida?

Todavía es tremendamente difícil tratar de ingresar a los MBA más competidos del mundo. Tenga en cuenta, por ejemplo, que la tasa de éxito el año pasado en Stanford fue de apenas 7% o en Harvard cercana al 11%. Incluso si el número de aspirantes no esté creciendo mucho no quiere decir que sea fácil entrar a estas escuelas. Lo que sabemos es que el número de aplicantes sí ha caído en el caso de los MBA con menor prestigio (lo mismo ha sucedido en las escuelas de derecho). En los buenos tiempos todo el mundo quiere tener un MBA porque se supone que van a ganar buen dinero. Pero en tiempos de recesión y pocas oportunidades de empleo, la gente tiende a ser más escéptica con los MBA de menor prestigio. Sin embargo, tenga la seguridad que siempre va a ser más grande la demanda que la oferta para los MBA top del mundo.

¿Cuáles considera las principales fortalezas y debilidades de los estudiantes latinoamericanos cuando aplican a un MBA?

En mi experiencia he visto que muchos aplicantes de América Latina logran demostrar una verdadera experiencia en distintas culturas. Independiente de cuál sea el país de origen, muchos de ellos han tenido la oportunidad de trabajar en distintas culturas, y por supuesto, manejar más de un idioma. Esta es sin duda una ventaja importante frente a muchos aspirantes norteamericanos. Sin embargo, he visto que muchos aplicantes de América Latina no logran diferenciarse del resto. No logran mostrar claramente qué los hace únicos. Esto lo pueden lograr proyectando mejor sus sueños, sus experiencias y sus intereses distintos al trabajo.

¿Desde el arranque del proceso hasta ser aceptados, cuánto tiempo recomienda debería tomar el proceso?

Nosotros siempre recomendamos que el aspirante arranque trabajando muy fuertemente para el GMAT antes que cualquier otra fase del proceso. El tema del GMAT siempre es relativo, mientras algunos estudiantes se tardan un mes, otros estudian más de seis meses para lograr el resultado deseado. Una vez tenga el GMAT listo lo usual es apartar mínimo dos meses para el resto del proceso. Este es tiempo suficiente para perfeccionar los ensayos y para que las personas que van a escribir las recomendaciones también hagan bien su trabajo.

¿Qué tan difícil es el GMAT?

Usualmente la gente tiende a subestimar lo difícil que es lograr un buen GMAT. Cuando les preguntamos a los estudiantes cuánto desean sacar en el GMAT muchos contestan “mínimo 750”. Sin entender que un resultado de 750 los coloca en el 99 percentil más alto del examen. Es decir solo a un 1% de las personas que realizan el examen tienen tanto éxito. Por su puesto usted no necesita 750 para ingresar a los mejores MBAs del mundo pues el promedio es 710. De todas formas lograr un resultado cercano a 700 es un reto profesional que implica toda su concentración. Es por esto que aconsejamos planear mínimo seis meses para prepararse. Pero, si usted llega a este resultado antes, estará logrando una gran ventaja frente a sus competidores.

¿Es cierto que para los estudiantes internacionales en donde la lengua materna no es el inglés aceptan GMATs más bajos?

Realmente no creo que en esto existan reglas. El GMAT es un examen muy bien diseñado para medir principalmente cómo usted piensa, en vez de sus conocimientos en inglés. De todas formas es evidente que sus conocimientos en inglés van a permitir que el examen pueda analizar su forma de pensar. Digamos que en algunas oficinas de admisión podrían perdonar a un candidato internacional con un resultado en el 70 percentil más alto en la parte verbal, cosa que no harían con un estudiante angloparlante. Pero repito, no creo que en esto haya porcentajes o reglas a las que alguien se pueda confiar.

¿A cuántas escuelas de negocios uno debería aplicar?

Nuestra recomendación es que en promedio cada aspirante se presente a entre tres y cuatro escuelas. Esto les va a permitir apuntarle a una escuela de negocios soñada donde las probabilidades no sean tan altas, a otra que sea una apuesta segura donde tenga cierta certeza que va a entrar, y a otras dos que estén en su promedio del GMAT.

¿Qué pasa si la persona ideal para escribir la recomendación no escribe bien en inglés? ¿Qué consejo nos puede dar en este aspecto?

Este es un tema en el que las oficinas de admisión serían un poco más permisivas. Si el candidato para el MBA no tiene buen inglés definitivamente no va a tener muchas posibilidades pues estos programas requieren de una alta participación de los estudiantes. Pero si la persona que va a escribir su recomendación no es fluida en inglés usted va a tener el beneficio de la duda. Lo importante aquí es que esta persona tenga suficiente tiempo para escribir las recomendaciones. Y si bien es un grave error decirle a esta persona lo que debe escribir, si es bueno que le exprese con claridad sus metas e incluso le actualice su hoja de vida y le muestre sus ensayos. Es muy importante que esta persona se limite a contestar lo que plantean las preguntas. Pero lo más crucial aquí es que lo conozca profundamente y pueda hablar apasionadamente de usted como persona.

¿Qué pasa si en el momento de la entrevista el candidato se pone muy ansioso?

En las entrevistas no hay razón para estar nerviosos. Las personas que realizan estas entrevistas ya sean egresados, alumnos, profesores, o miembros de la oficina de admisión están entrenados para entender que usted se encuentra en una situación de mucho estrés. Ahora si el candidato definitivamente no puede construir frases en inglés con seguridad va despertar sospechas de su buen desempeño en un MBA. Pero si el problema es que se tarda un tiempo en organizar y contestar las preguntas estas situaciones son totalmente entendibles. Más que el inglés o su fluidez ellos buscan conocerlo como persona. Tal vez lo bonito del proceso para tratar de entrar a un top MBA es el proceso mismo. Entonces relájese y disfrute estos momentos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?