| 3/12/2011 7:00:00 AM

Cómo se hacen las sucesiones

Una encuesta muestra que el 98% de los ejecutivos considera que la sucesión del presidente es un tema fundamental para las organizaciones, pero solo el 35% tiene un plan de relevo en marcha. Gabriela Castro, de Korn Ferry cuenta cómo hacer una sucesión exitosa.

“En diciembre de 2010 Korn Ferry realizó un estudio en el que participaron cerca de 900 ejecutivos mundiales y se les preguntó sobre las sucesiones. El hallazgo más notable es que un 98% considera que la sucesión es un tema sensible para la organización, pero solo un 35% admitió que su compañía cuenta con un plan en marcha”, le dijo a Dinero.com María Gabriela Castro, presidenta de la firma cazatalentos Korn Ferry International.

“En Colombia no somos ajenos a esta tendencia y aunque hemos visto varios planes realizados con anticipación, aún son muchas las organizaciones que no cuentan con una estrategia clara para cambiar la cabeza de su organización, y es normal pues una organización debe dedicarse a su negocio y asesorase muy bien al implementar un plan de sucesión para su cabeza y ejecutivos clave”, sostiene.

El problema es que los reemplazos se están haciendo cada vez más frecuentes. “Se está dando un movimiento natural y de ajuste en las cabezas de varias organizaciones de primer nivel en Colombia, unos por cumplimiento de edad para hacer uso de buen retiro, otros por ajustes generacionales y otros que obedecen a la estrategia del negocio”, explica Gabriela Castro.

Pero las sucesiones, en especial en empresas de familia, no son nada sencillas porque hay además de las razones del negocio, consideraciones afectivas de muchos estilos. Por eso, algunas familias optan por usar firmas cazatalentos para encontrar al sucesor.

“Un buen proceso de sucesión lo vivimos con el constructor Pedro Gómez, un emprendedor fuera de serie que edificó a uno de los jugadores estratégicos de la construcción en Colombia y la región y que vio la necesidad de hacer un proceso de sucesión efectivo”, dice Gabriela Castro.

Durante meses el constructor entrevistó a ejecutivos de varios sectores para encontrar una persona que llenara los requisitos para el cargo en su empresa. Buscaba alguien emprendedor, con una gran visión estratégica, con capacidad gerencial y de liderazgo, pero que además tuviera una fuerte experiencia en construcción. “No quería un presidente de escritorio, sino alguien que conociera el mercado”, añade.

Korn Ferry acompañó por tres meses a Pedro Gómez y finalmente identificaron a Felipe Bernal, una persona que venía de la firma Arias, Serna y Sarabia, que reunía las características del perfil, y que adicionalmente tuvo la energía y las calidades necesarias para hacer empatía con el dueño, que es otro requisito fundamental en estas decisiones.

En Solla también hubo una sucesión bien planeada y exitosa. Allí Korn Ferry identificó a Mauricio Campillo, que venía de ser presidente de Alianza Team. “Durante su primer año de gestión superó con creces los resultados de la organización y hoy esta organización lleva procesos de crecimiento excepcionales”. En ese año multiplicó las utilidades por cuatro, en parte porque disminuyó su endeudamiento en un 50%, lo que redujo el gasto en 32%.

Ese ejemplo muestra que no se trata solo de salir al mercado a buscar un ejecutivo a la medida del cargo. “Hay muchos factores sensibles que determinan el éxito o el fracaso de un ejecutivo y por ende de la organización que entra a liderar”, señala la presidenta de la firma cazatalentos.

Otros grupos familiares prefieren no usar cazatalentos. Es el caso de la firma Hernando Trujillo, que optó por el nombre de Sara Trujillo, la menor de los hijos del fundador para sucederlo en la gerencia. Lo mismo ocurrirá en la Organización Ardila Lülle, que sin procesos de búsqueda en el mercado, decidirán en poco tiempo entre Carlos Julio Ardila y Héctor Fernando García Ardila, presidente de Postobón, para ocupar la cabeza del conglomerado.

Independiente de cómo se seleccione, lo que se debe saber es que los CEO de hoy deben tener competencias muy diferentes a las de sus antecesores si quiere triunfar. Hoy los ejecutivos exitosos deben tener una exposición internacional más clara. “Es alguien que pueda encontrar un cliente en China y un banquero de inversión en Nueva York”, dice un vocero de Korn Ferry. Alguien con gran capacidad de adaptarse a los cambios y que sepa tomar decisiones en entornos cambiantes.

“Desde nuestra óptica estamos viendo ejecutivos con una visión global y una capacidad de aprendizaje y desempeño en situaciones de primera vez muy bien desarrollados. Un ejecutivo de primer nivel debe ser como un buen vino, debe añejarse con el tiempo y la experiencia”, concluye Gabriela Castro.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?