| 4/25/2010 3:00:00 PM

América Latina debe sortear desafíos del crecimiento

El avance de América Latina y el Caribe ha sido mayor al pronosticado, pero el crecimiento en la región no es uniforme y algunos países deberán tomar medidas para lidiar con los frutos del crecimiento, indicó el Fondo Monetario Internacional.

"La recuperación en América Latina y el Caribe evoluciona más rápido que lo esperado, pero a distintas velocidades", dijo Nicolás Eyzaguirre, director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI. "En total, el año pasado, la economía regional se contrajo en un 1,8%; este año, nuestras proyecciones son que el PIB (producto interno bruto) real crecerá 4%, yo diría que con ciertos riesgos".

Aquellos países exportadores de materias primas que están muy integrados con los mercados financieros globales serán los que más crezcan, mientras que otras economías más pequeñas, que viven del turismo y las remesas, están "muy endeudadas" y con problemas, señaló Eyzaguirre en una rueda de prensa con motivo de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.

En el primer caso, de países emergentes como Brasil, el fondo recomienda que se empiece a retirar las medidas de estímulo económico. Entre los peligros del crecimiento, están la formación de "burbujas" o una "sobre expansión" económica, dijo el funcionario.

Para las naciones que tienen un acceso moderado a los mercados globales, pero se benefician de un aumento en el precio de los recursos naturales, el FMI receta medidas que aumenten la producción y la "normalización de las relaciones con los mercados financieros".

Otros que son importadores pero tienen un sistema macroeconómico sano, como los centroamericanos, tendrán un crecimiento "positivo pero menor a los exportadores de recursos naturales", dijo el representante regional del FMI, quien les sugirió ahorrar algunos de sus esfuerzos contra-cíclicos en caso de que empeore la situación.

Otros países, como algunas islas caribeñas, deben enfocar sus esfuerzos en proteger a los sectores más vulnerables, señaló el panel de expertos del FMI.

El fondo estudió con especial atención a aquellos países que tendrán un sólido crecimiento.

"Lo difícil de la situación es que es probable que se mantenga la situación favorable. Es probable que se mantenga, pero no será permanente", señaló.

Y en el pasado, dijo el funcionario, los periodos de abundancia gracias a condiciones financieras favorables externas "no terminaron muy bien".

Eyzaguirre recomendó usar un tipo de cambio flexible, la disciplina fiscal y políticas "macroprudenciales" en este tipo de países emergentes.

Cuando se le preguntó por Brasil, el funcionario dijo que debe evitar los peligros del crecimiento.

"Además de los precios elevados de los recursos naturales, alta liquidez, Brasil descubrió petróleo, que piensa explotar de ahora en adelante", señaló Eyzaguirre. "Brasil, como algunos otros pocos países, tendrá que lidiar con las dificultades asociadas al éxito".

Por su parte, México se vio afectado no sólo por la crisis en Estados Unidos, sino también por el impacto del virus H1N1 de la gripe porcina, por lo que el país tiene "un nivel de producción mucho menor del que podría tener potencialmente", señaló David Robinson, subdirector para el Hemisferio Occidental del FMI.

Durante su presentación a la prensa, Eyzaguirre hizo hincapié en que la interacción de la economía global hace necesario que los países den a conocer sus políticas económicas.

Mencionó que "sería muy bueno" si Argentina, país que no informa al FMI sobre su situación y planes económicos como exige el artículo IV del organismo, normalizara sus consultas con el fondo.

Otra nación que no habría colaborado de forma consistente es Venezuela.

"Venezuela no tiene consultas regulares bajo el artículo IV, por lo que no tenemos toda la información sobre sus políticas", señaló Eyzaguirre.

En esa nación, que según el FMI está en la cola de crecimiento de Sudamérica, la situación es "muy distinta a la de otros países", dijo el director regional, quien agregó que el mayor reto que tiene Venezuela es aumentar la capacidad productiva.

El FMI no prevé, sin embargo, que la crisis financiera griega, que tiene el potencial de contagio en Europa, afecte a América Latina.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?