| 4/15/2009 12:00:00 AM

Adiós a las cinco estrellas

El pragmatismo está hoy por encima del confort y de los lujos. Una encuesta de The Economist Intelligence Unit y Amadeus permite prever que las empresas tendrán menos viajes de negocios, más baratos y más cortos, con menos dinero, sin lujos y en clase económica.

La crisis cambió los hábitos de los viajeros de negocios. Ahora son sustancialmente más austeros y eficientes. Así lo muestra un estudio del Economist Intelligence Unit y Amadeus, la empresa operadora de servicios hoteleros.

El estudio señala que las empresas han comenzado a ensayar nuevos esquemas para el manejo de sus presupuestos para los viajes de negocios, “cuyo ajuste a una tendencia crítica del conjunto de la economía es inminente”. La tarea es sencilla, la reducción del gasto.

Para el trabajo, las dos entidades encuestaron a 354 ejecutivos de Norteamérica, Europa, Asia–Pacífico y otras regiones del mundo.

La conclusión es que los viajeros corporativos “abandonarán los viajes suntuosos para encontrarse con nuevos escenarios simples, pero con los servicios básicos para poder cumplir sus tareas”.

En materia de hoteles, los ejecutivos ocuparán menos los calificados con cinco estrellas, y se alojarán en los más económicos que ofrecen a cambio de lujos, “un eficiente acceso a Wifi, sistemas check-in simplificados y oportunos, y lo que es quizás más importante: una habitación sencilla, pero dotada convenientemente, de manera que reemplace los modernos centros de negocios que los hoteles lujosos ofrecen a precios muy elevados”, dice el estudio. Los hombres de negocios coinciden en la tesis según la cual el pragmatismo está hoy por encima del confort y de los lujos adicionales.

Menores costos
Los resultados de la encuesta confirman que los directores financieros o de presupuesto comenzarán a aplicar urgentes y drásticos cronogramas de reducción del gasto, buscando con ello atenuar el impacto de la crisis económica.

Hoy se abre paso una nueva cultura empresarial, sin excesos, para evitar resultados negativos al final del ejercicio, como consecuencia de este panorama de dificultad económica, dicen el EIU y Amadeus.

La encuesta también permite prever que los viajeros de negocios europeos mantendrán la frecuencia de sus desplazamientos, pero que los ejecutivos de Asia, el pacífico y Norteamérica viajarán mucho menos, al menos durante los próximos meses.

Efectos de la crisis
“El impacto de la situación se sentirá con gran rigor en el sector hotelero y las grandes cadenas deberán proyectar instrumentos y sistemas específicos para enfrentar, de la mejor manera posible, el fenómeno de reducción de los viajes de negocios, en término de número y de duración”, dicen.

En este escenario, se puede esperar que las tarifas de hotel bajen, presionadas por viajeros de negocios que se preocuparán más por encontrar precios reducidos que concuerden con sus presupuestos recortados.

El mismo panorama lo enfrentarán las agencias de viajes y las aerolíneas, porque los viajeros de negocios ya no utilizarán la clase business, sino la económica.

Tiempos difíciles los que le están llegando a la industria por cuenta de la crisis económica mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?