| 11/12/2009 12:00:00 PM

Warhol se vende por el triple de su estimado

Un cuadro del artista pop Andy Warhol se vendió por US$43,8 millones en una subasta, más de tres veces el máximo previamente estimado.

El cuadro del pintor estaunidense Andy Warhol, "200 One Dollar Bills" se remató la noche del miércoles en Sotheby's, que anticipaba venderla por hasta US$12 millones. La rematadora no reveló los nombres del comprador ni del vendedor.

La pelea por la pintura fue rápida y entusiasta. El subastador Tobias Meyer estableció la puja inicial en US$6 millones, que de inmediato se duplicaron. Cinco personas más en la sala hicieron ofertas, compitiendo hasta que un postor telefónico fue declarado ganador.

El actual récord para un Warhol es de US$71,7 millones, por "Green Car Crash", que se vendió en Christie's en el 2007.

El cuadro de 1962 fue una vez propiedad del magnate de taxis Robert C. Scull, quien se la compró directamente al comerciante de Warhol. El último dueño la había adquirido en 1986 por US$385.000.

Fue la obra mejor vendida en la subasta de arte contemporáneo de la casa, que facturó un total de US$134,4 millones , muy por encima de los US$97,7 millones estimados.

Otras pinturas de Warhol también se vendieron bien.

Un "Autorretrato" de 1965 que el artista le dio a Cathy Naso, una recepcionista que trabajó para él, se vendió por Us$6,1 millones, en comparación con su precio estimado de entre Us$1 y US$1,5 millones.

Naso, quien asistió a la subasta, tenía 19 años cuando Warhol le obsequió el cuadro con una dedicatoria para ella. La mujer lo exhibió por poco tiempo y luego lo guardó en un clóset, donde permaneció hasta este año.

"Creo que estoy soñando", dijo Naso. "Andy me ha hecho famosa por 15 minutos y me he dado cuenta que 15 minutos de fama son más que suficientes".

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?