| 8/17/2007 12:00:00 AM

Zozobra en la economía mundial puede crear recesión en EEUU

Los mercados financieros se contagiaron del nerviosismo creado por la crisis del mercado hipotecario de alto riesgo en Estados Unidos, que se ha extendido a otros mercados internacionales tanto de Asia como Europa.

Washington_ La bolsa neoyorquina parece estos días una montaña rusa, el otrora pujante mercado de la vivienda lleva año y medio que no se remonta y el crédito, un componente vital de la economía estadounidense, se ha contraído de la noche a la mañana.

Y si los consumidores acaban con un ataque de nervios ante este aluvión de malas noticias, muchos economistas creen que el país podría caer en una recesión.

Esa posibilidad parece aumentar con cada jornada de bajas y retrocesos generalizados en Wall Street. Desde que cerró al nivel récord de 14.000,41 puntos hace un mes, el promedio industrial del Dow Jones perdió 1.154,63 puntos, esparciendo los tintes sombríos no solamente por Wall Street sino el resto de la economía estadounidense.

Empero, los inversionistas recibieron el viernes una ansiada bocanada de oxígeno al anunciar la Junta Federal de la Reserva una reducción de medio punto en su tasa federal de descuento, que pasó del 6,25% al 5,75%.

Los mercados financieros se contagiaron del nerviosismo creado por la crisis del mercado hipotecario de alto riesgo en Estados Unidos, que se ha extendido a otros mercados internacionales tanto de Asia como Europa.

Countrywide Financial Corp., la mayor empresa de Estados Unidos de créditos hipotecarios, se vio obligada a solicitar el jueves un crédito de 11.500 millones de dólares para poder seguir ofreciendo hipotecas, hecho que preocupó a los inversionistas que han visto otras firmas de menos peso cerrar sus puertas debido a los problemas crediticios.

Las repercusiones han alcanzado incluso a gigantes de Wall Street como la banca privada de inversiones Goldman Sachs, que esta semana anunció una inyección de 2.000 millones de dólares en uno de sus fondos de inversión de alto riesgo. Igualmente, el mayor banco de Francia, BNP Paribas, congeló la semana pasada tres de sus fondos que invirtieron en el mercado hipotecario de Estados Unidos.

La Junta Federal de la Reserva y otros bancos centrales, ante los crecientes problemas del sector crediticio, han inyectado miles de millones de dólares en sus bancos para evitar el alza de los tipos de interés a corto plazo y que empeore con ello la obtención de créditos.

Las infusiones de dinero, empero, no han calmado a los inversionistas: temen que un gran fondo de alto riesgo o una empresa hipotecaria serán las próximas en anunciar sus apuros financieros. Por esa razón, los inversionistas se muestran reacios a suministrar fondos a través de los mercados crediticios a empresas incluso con un sólido historial crediticio y saneados balances.

La contracción del crédito y la agitación de los mercados bursátiles aumentaron las posibilidades de una recesión, creen muchos economistas, uno de cada seis hace unas semanas y uno en tres en estos momentos.

Ya que el gasto consumidor representa dos tercios del producto bruto interno de Estados Unidos, la economía podría entrar en recesión si a los consumidores les resulta más difícil obtener los créditos que necesitan para adquirir automóviles, electrodomésticos y ropa.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?