| 3/20/2013 11:03:00 AM

Yahoo quiere que Dailymotion sea su YouTube

La compañía californiana Yahoo negocia con France Telecom hacerse con el control del portal de videos de internet Dailymotion, una adquisición que recuerda a la realizada por Google en 2006 cuando compró YouTube.

Los Ángeles - Yahoo aspira en estos momentos a poseer un 75% de propiedad sobre Dailymotion, un servicio popular fuera de EE.UU., en especial en Europa y Asia, y que al igual que YouTube se alimenta de los contenidos audiovisuales que cargan los usuarios en sus sistemas.

Se estima que el precio de Dailymotion rondaría actualmente los US$300 millones, lejos de los más de 1.600 que abonó Google por YouTube.

En caso de concretarse la operación sería la primera adquisición realizada por Yahoo desde que su consejera delegada Marissa Mayer tomara las riendas de la empresa.

Antes de llegar al maltrecho Yahoo, gigante de internet sumido en una profunda crisis, Mayer ocupaba puestos ejecutivos en Google.

Uno de los objetivos de Mayer es aumentar el volumen de negocio de Yahoo lejos del continente americano de donde proviene más del 70% o de los ingresos de la compañía, principalmente de EE.UU.

Dailymotion tuvo 116 millones de usuarios únicos en enero y lo que la convierte en la décimo segunda plataforma de videos en internet por su tamaño, según comScore, con Francia y Turquía como sus mercados más importantes.

Al mismo tiempo, la entrada de Dailymotion en el grupo de Yahoo allanaría el terreno al portal de videos para incrementar su presencia en EE.UU., lograr mejor distribución, acuerdos de marketing y derechos sobre contenidos.

El pasado mes de julio Yahoo y Dailymotion cerraron un acuerdo de asociación.

El grupo galo France Telecom posee el 100% de Dailymotion desde principios de este año después de hacerse en 2011 con el 49% de sus activos. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?