| 4/19/2007 12:00:00 AM

Wolfowitz ofrece cambiar la gerencia del Banco Mundial

La oferta _ formulada durante una reunión mantenida el miércoles por los vicepresidentes del banco _ ocurre cuando Wolfowitz encara crecientes pedidos para que dimita. La controversia gira en torno a la intervención de Wolfowitz para que una mujer con la que tuvo una relación sentimental fuera transferida al Departamento de Estado a un cargo bien remunerado, aunque costeado por el BM.

Washington.- El presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz ofreció cambios en la gerencia de la institución con la esperanza de mantenerse en el cargo, dijeron el jueves funcionarios allegados al BM.

Los 24 miembros de la junta directiva del BM se reunían el jueves a puerta cerrada para analizar el asunto. Wolfowitz dijo que cometió un error y pidió disculpas.

En el encuentro del miércoles, Wolfowitz insistió que no piensa dimitir, según los funcionarios, que hablaron a condición del anonimato por no estar autorizados a hablar en nombre de la entidad. Agregaron que Wolfowitz habló en términos generales de la necesidad de mejorar la gerencia de la institución, incluyendo la de sus inmediatos colaboradores, y relajar su estilo gerencial. Pidió además las sugerencias de los asistentes.

Estados Unidos _ el mayor accionista del banco _ respalda a Wolfowitz. La Casa Blanca volvió a expresar el jueves su confianza en el funcionario. El presidente George W. Bush tiene plena confianza en Wolfowitz, dijo la vocera Dana Perino. Agregó que es apropiado que la junta revise el caso.

Aunque no lo han dicho públicamente, algunos gobiernos europeos desearían que renunciara, pero no desean pelearse con Estados Unidos por ese motivo.

Conforme a un pacto no escrito, Estados Unidos designa al presidente del Banco Mundial y los europeos al del Fondo Monetario Internacional.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?