| 8/3/2011 12:30:00 PM

Wall Street intensifica la tendencia bajista hasta el 0,78% en media sesión

Wall Street intensificaba este miércoles la tendencia bajista de la mañana y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba el 0,78% afectado por los datos macroeconómicos publicados en EE.UU. y los descensos generalizados en Europa.

Nueva York - Ese índice, que agrupa a las 30 mayores empresas cotizadas de EE.UU., restaba hacia el ecuador de esta tercera jornada de la semana 92,64 puntos hasta 11.773,98 unidades, con lo que continuaba por debajo de la barrera psicológica de los 12.000 puntos perdida en la pasada jornada y se encaminaba a su novena sesión consecutiva en números rojos, algo que no ha vivido desde hace más de tres décadas.

Por su parte el selectivo S&P 500 descendía el 0,7% (-8,74 puntos) hasta 1.245,31 y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedía el 0,39% (-10,31 puntos) hasta 2.658,93.

Una vez superada la crisis de deuda en Estados Unidos con la aprobación in extremis del aumento del límite de endeudamiento del país, los inversores ven ahora con preocupación la difusión de datos macroeconómicos que podrían apuntar a una desaceleración de la recuperación del país.

Esta jornada el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció que los pedidos a las fábricas de Estados Unidos disminuyeron el 0,8% en junio, después de un incremento del 0,6% el mes anterior, aunque esa cifra quedó algo por encima de los pronósticos de los analistas, que habían calculado un descenso del 0,9%.

El ánimo vendedor de la jornada se agravó cuando el Instituto de Gestión de Suministros (ISM) reveló que el sector de los servicios en EE.UU., responsable de más de tres cuartas partes de la economía, redujo su crecimiento en julio hasta colocarse en su punto más bajo en más de un año y medio.

Además los inversores se veían contagiados por el pesimismo proveniente del otro lado del Atlántico, donde las principales plazas europeas volvieron a registrar contundentes descensos a raíz de los renovados temores a la crisis de deuda en la zona euro.

Londres se dejó el 2,34%, Fráncfort el 2,3%, París el 1,93% y Milán el 1,54%, entre otras.

Esos factores influían más sobre el rumbo de la jornada que los relativos al empleo en el sector privado del país, que creó en julio 114.000 empleos netos, ligeramente más de lo pronosticado por los expertos, según Automatic Data Processing (ADP).

También se veían ensombrecidos los resultados de MasterCard, la segunda mayor compañía de sistemas de pago del mundo, que ganaba a esta hora un contundente 8,4% tras anunciar que ganó US$1.170 millones en el primer semestre del año, el 28% más que en el mismo periodo de 2010, lo que atribuyó al aumento del gasto de sus clientes.

Peor fue la recepción de los resultados del grupo de comunicación Time Warner, que perdía el 3,29% después de informar que ganó US$1.291 millones en la primera mitad del año (US$1,18 por acción), un mínimo 0,31% más que en el mismo periodo de 2010.

La mayor parte de los componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno negativo, liderados por el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-2,35 %) y la farmacéutica Merck (-2,04 %), mientras que sólo tres compañías anotaban avances, entre ellas el productor de refrescos Coca-Cola (1,25 %).

Por otro lado sorprendía el avance de la canadiense Research In Motion (3,4%), que esta jornada presentó cinco nuevos modelos de su teléfono BlackBerry con los que trata de competir con el iPhone de Apple (0,16%) y el Android de Google (0,21%).

En otros mercados el petróleo caía a US$91,5 por barril, el oro se disparaba hasta máximos históricos al colocarse en 1.668,7 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante el euro (que se cambiaba por US$1,4304) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años retrocedía al 2,54%.


Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?