| 6/8/2011 6:00:00 PM

Wall Street encadena seis días de números rojos

Wall Street encadenó este miércoles seis jornadas consecutivas de bajadas, afectada por el miedo que despierta la debilidad de la recuperación económica de EE.UU, sin que de nada sirvieran las observaciones al respecto de los doce bancos regionales que conforman la Reserva Federal.

Nueva York - Los números rojos estuvieron presentes durante prácticamente toda la sesión, afectados aún por las palabras del martes del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, con las que, además de justificar insistentemente su política monetaria, descartó una inminente subida de tipos de interés para reactivar la economía.

Así, si el martes sí pareció que los mercados neoyorquinos serían capaces de abandonar las pérdidas -hasta que Bernanke comenzó su intervención pública quince minutos antes del cierre y echó por tierra esas esperanzas-, hoy los números fueron la tónica dominante.

De poco sirvió la esperada difusión del llamado Libro Beige, que recoge información periódica sobre la situación económica en los doce bancos del sistema de la Reserva Federal.

Esos documentos afirman que continúa la recuperación económica en la mayor parte del país, aunque áreas como las de Nueva York, Filadelfia, Atlanta y Chicago crecen menos que a principios de año.

Así, el Dow Jones de Industriales acabó con un descenso del 0,18 % (-21,87 puntos) para cerrar en 12.048,94 unidades, el selectivo S&P 500 bajó el 0,42 % (-5,38 puntos), hasta 1.279,56 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq se dejó el 0,97 % (-26,18 unidades) y terminó a 2.675,38 puntos.

Tampoco ayudó a levantar el ánimo que Fitch amenazara con revisar a la baja la calificación que otorga a la deuda soberana de Estados Unidos, tal y como hiciera Moody's la semana pasada.

Ambas creen que el Congreso debe alcanzar un acuerdo para elevar el endeudamiento máximo permitido y evitar así que el país caiga en mora, lo que podría generar una nueva crisis financiera.

Con el descenso de hoy, el Dow encadena seis jornadas de caídas, lo que lo coloca un 4,67 % por debajo de su nivel de hace un mes, aunque aún acumula una subida del 4,07 % desde que comenzó el año.

Además el S&P 500 acumula el que -según coincidían en apuntar hoy los analistas- es su descenso más prolongado desde febrero de 2009.

Una de las pocas alegrías para los inversores llegó de la mano del sector energético, que fue el único que subió (un mínimo 0,03 %), especialmente por las petroleras, que se beneficiaron de la no tan buena noticia de que los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (Opep) no consiguieron ponerse de acuerdo para aumentar su producción.

Ese aumento podría haber elevado la cantidad de crudo en los mercados, lo que se habría traducido en un abaratamiento.

Sin embargo, ante la falta de acuerdo en Viena, el crudo de Texas subió el 1,66 % y cerró de nuevo por encima de los cien dólares por barril, lo que contribuyó a que terminaran con avances las petroleras Exxon Mobil (0,95 %), impulsada además por su descubrimiento de varios yacimientos en el Golfo de México, Chevron (0,48 %) y ConocoPhillips (0,83 %), entre otras.

En otros mercados el petróleo acabó a US$100,74 y el oro a US$1.538,7 la onza, en un día en que el euro se cambiaba por US$1,4571 y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años caía hasta el 2,95 %.

 

 

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?