| 7/18/2011 12:30:00 PM

Wall Street bala el 1,26% hacia la media sesión

La Bolsa de Nueva York continuaba este lunes en terreno negativo y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba el 1,26 % afectado todavía por los miedos que suscita la crisis de deuda europea y la falta de acuerdo en EE.UU. para elevar el límite de endeudamiento.

Nueva York - Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas en EE.UU., restaba hacia el ecuador de esta primera jornada de la semana 157,42 puntos hasta 12.322,31 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 cedía el 1,33 % (-17,57 puntos) a 1.298,57 y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedía el 1,47 % (-41,11 puntos) y llegaba a 2.748,69 unidades.

Los inversores del parqué neoyorquino seguían decantándose por las ventas a esta hora a la vista del estancamiento de las negociaciones en el Congreso de EE.UU. para elevar el techo de gasto público, ya que de no producirse un acuerdo el país entraría en unas dos semanas en una suspensión de pagos sin precedentes.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, subrayó el lunes que la suspensión de pagos de EE.UU. está "fuera de la mesa de negociaciones y no es una opción", aunque sus declaraciones no parecieron convencer a Wall Street.

El parqué neoyorquino continuaba preocupado, además, por las dudas sobre la deuda soberana de varios países de la zona euro, que se saldaron hoy con fuertes descensos en las principales plazas financieras europeas: Milán cayó el 3,06 %, París el 2,04 %, Fráncfort el 1,55 % y Madrid el 1,44 %, entre muchas otras.

El mayor beneficiado de esos números rojos en los mercados de valores era el oro, que gracias a su posición como inversión refugio conseguía hoy superar por primera vez en su historia la simbólica cota de los US$1.600 la onza en la Bolsa Mercantil de Nueva York, donde a esta hora subía el 0,89 % hasta US$1.604,2.

Así hacia el ecuador de la jornada todos los componentes del Dow Jones se teñían de rojo, a excepción de la cadena de comida rápida McDonald's, que conseguía mantenerse en positivo con un leve avance del 0,04 %.

El lado de los descensos lo lideraba Bank of America (-3,6 %), seguido por la aeronáutica Boeing (-2,88 %), el productor de aluminio Alcoa (-2,45 %), el fabricante de maquinaria industrial Caterpillar (-2,33 %) y la aseguradora Travelers (-2,25 %), al tiempo que otras 16 compañías bajaban más de un punto porcentual.

También anotaba descensos en ese índice el grupo informático IBM (-0,79 %), que informará hoy tras el cierre de la sesión de sus resultados empresariales relativos al segundo trimestre del ejercicio fiscal.

En el mercado Nasdaq el gigante de la comunicación News Corporation ampliaba las pérdidas de la mañana hasta el 5,34 %, afectado por el escándalo de las escuchas telefónicas cometidas por su ya desaparecido News of the World que llevará mañana al magnate Rupert Murdoch, a su hijo James, y a la exconsejera delegada de News International, Rebekah Brooks, ante el Parlamento británico.

La propia Brooks fue puesta en libertad hoy tras haber sido detenida el domingo durante doce horas por la policía bajo la sospecha de aprobar escuchas ilegales y pagar sobornos a policías para obtener exclusivas del tabloide News of the World cuando lo dirigió desde 2000 a enero de 2003.

Por otro lado destacaban las caídas de la red social para profesionales LinkedIn (-7,79 %) y el videoclub "en casa" Netflix (-3,87 %), afectadas después de que diferentes firmas rebajasen la recomendación que le merecen sus respectivas acciones.

En otros mercados el petróleo bajaba a US$95,09 por barril, el dólar ganaba terreno frente al euro (que se cambiaba por US$1,4068) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años avanzaba al 2,92 %.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?