| 5/24/2011 2:00:00 PM

Wall Street baja el 0,06 % hacia la media sesión

Wall Street perdía las ganancias con las que inició la jornada al conocer un aumento en la venta de viviendas en EE.UU. mayor del esperado, y hacia la media sesión acumulaba un descenso del 0,06 % en el Dow Jones de Industriales.

Nueva York - Ese indicador, que es la principal preferencia de los mercados neoyorquinos, retrocedía a esta hora 7,49 puntos y se situaba en 12.373,77, mientras que el selectivo S&P 500 bajaba el 0,04 % (-0,5 puntos) hasta 1.316,87 y el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq perdía el 0,31 % (-8,58 puntos) hasta 2.750,32 unidades.

La Bolsa de Nueva York y el Nasdaq dejaban así atrás los avances con los que habían arrancado este martes, gracias a la noticia de que, según el Departamento de Comercio de EE.UU., la venta de nuevas viviendas aumentó en abril el 7,3 % hasta un ritmo anual de 323.000 casas.

Aunque esa cifra muestra aún una débil recuperación del sector, está por encima de las 295.000 viviendas pronosticadas por los analistas. En cualquier caso es menos de la mitad de lo que en tiempos de bonanza económica el mercado inmobiliario solía vender.

Pese a esa buena noticia, los inversores también seguían de cerca las informaciones sobre la gestión de la deuda por parte de algunos países europeos, como Grecia, donde el principal partido de la oposición se mostró en desacuerdo con la adopción de las nuevas medidas de austeridad propuestas por el Gobierno de Atenas.

Además, la Comisión Europea (CE) recordó que el desembolso del próximo tramo del rescate a Grecia debe ser aprobado por los ministros de Finanzas de la Eurozona, y para ello hace falta esperar a los resultados de la misión internacional de verificación del programa de rescate de ese país.

En Portugal la presión sobre su deuda volvía a recrudecerse y los bonos lusos con vencimiento a diez años cotizaban en el mercado secundario al 9,72 % de interés, 6,8 puntos por encima del precio alcanzado el lunes.

En cambio, la alta demanda de los inversores por la deuda a corto plazo permitió hoy a España colocar 2.300 millones de euros en letras a un menor coste, con lo que el Tesoro encadena tres emisiones consecutivas con menores rendimientos.

El temor que despierta Europa se veía a esta ahora compensado también por la subida del 0,97 % del crudo de Texas, que se cambiaba a US$98,65 por barril, mientras que el oro avanzaba el 0,54 % hasta los 1.523,6 dólares por onza y la rentabilidad de la deuda a diez años avanzaba hasta el 3,14 %.

La tendencia poco clara del mercado se hacía notar en el Dow Jones, donde la mitad de sus 30 componentes registraba a esta hora descensos, liderados por el banco JPMorgan Chase (-1,46 %) y el grupo industrial General Electric (-1,39 %), que eran los dos únicos que perdían más de un punto porcentual.

Entre la otra mitad que anotaba subidas también sólo dos empresas avanzaban más de un punto. En este caso eran las petroleras que forman parte de ese índice, Chevron (1,12 %) y Exxon Mobil (1,1 %), impulsadas por el avance del crudo en el mercado de materias primas.

Fuera del Dow Jones, la red social profesional LinkedIn subía el 0,22 %, después de haber protagonizado la semana pasada una espectacular salida en bolsa ensombrecida por la publicación posterior de un estudio que desvela fallos de seguridad en su página y que ayudó a que el lunes esta compañía cerrara con descensos.

El buscador ruso Yandex se estrenó hoy en el mercado Nasdaq, con un avance a esta hora del 41,72 % que situaba el precio de sus acciones en US$35,43, frente a los US$25 a los que se fijó su precio inicial.

Los títulos de la aseguradora American International Group (AIG) perdían el 1,17 % después de conocerse que el Departamento del Tesoro, que la participó para evitar su debacle durante la crisis financiera, planea empezar a vender este martes el 15 % de su inversión.

 

 

 

efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?