| 3/15/2011 8:40:00 AM

Wall Street abre con caída del 2,41 % arra

La Bolsa de Nueva York abrió hoy con fuertes descensos, arrastrada por el temor a que se produzca una catástrofe nuclear en Japón después del terremoto, de forma que media hora después del inicio de la sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, caía el 2,41 %.

Nueva York - Ese indicador, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas de Estados Unidos, restaba a esta hora 289,26 puntos y se afianzaba por debajo de la importante barrera de las 12.000 unidades al colocarse en 11.703,90.

Los otros dos principales índices de Wall Street también anotaban fuertes descensos cercanos a los tres puntos porcentuales: el selectivo S&P 500 bajaba el 2,67 % (-34,67 unidades) hasta 1.261,76, y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía el 2,83 % (-76,56 puntos) hasta 2.624,41.

El parqué neoyorquino reaccionaba con esa decidida tendencia bajista ante la alerta que se ha desatado en Japón por el riesgo a una catástrofe nuclear después del devastador terremoto y posterior tsunami que azotaron el país el viernes pasado.

La situación en la planta nuclear de Fukushima entró hoy en fase crítica tras un incendio y una nueva explosión que desataron el temor a una fuga masiva de radiactividad y la declaración de un radio de exclusión aérea de 30 kilómetros.

Esa nueva explosión en la central nuclear presionaba aún más a los mercados de valores en Japón, donde en este segundo día de operaciones después del sismo el índice Nikkei, la principal referencia de la Bolsa de Japón, se desplomó un 10,55 %, su tercera mayor caída de la historia.

Ante esa situación el Banco de Japón (BOJ) decidió llevar a cabo una nueva inyección de liquidez de emergencia, en esta ocasión de 8 billones de yenes (US$97.872 millones) con el fin de garantizar la estabilidad financiera, tan solo un día después de que la autoridad emisora nipona realizase una inyección récord de 15 billones de yenes (US$183.825 millones).

La situación en Japón, la tercera economía mundial y tercer consumidor energético, también influía sobre la cotización del petróleo de Texas, que a esta hora se depreciaba un decidido 3,44 % y se colocaba por debajo de la cota de los US$100 por barril, hasta US$97,71.

General Electric, con muchos intereses económicos en Japón, era el componente de los 30 que integran el Dow Jones que registraba un mayor descenso (-3,61 %), seguido de la tecnológica Intel (-3,07 %), el fabricante de aluminio Alcoa (-3,16 %), la entidad financiera Bank of America (-2,74 %) y el grupo industrial United Technologies (-2,79 %).

En un arranque de sesión en que ningún componente del Dow lograba subir, también registraban descensos superiores a los dos puntos porcentuales en ese índice las empresas 3M (-2,90 %), Walt Disney (-2,77 %), Cisco (-2,61 %), IBM (-2,39 %), Caterpillar (-2,26 %), JPMorgan (-2,45 %), Boeing (-2,21 %), Verizon (-2,27 %) y Coca-Cola (-2,08 %).

Por su parte las acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York de compañías japonesas registraban también fuertes descensos, como era el caso de la tecnológica Sony (-4,57 %) o el fabricante de automóviles Toyota (-4,16 %), entre muchas otras.

En el mercado Nasdaq la tecnológica Apple perdía el 3,22 % y Google se dejaba el 2,36 %, mientras que en otros mercados el oro descendía hasta los US$1.396,5 la onza, el dólar subía frente al euro (que se cambiaba por US$1,3926), y la rentabilidad de deuda pública estadounidense a diez años bajaba al 3,24 %.

 

(Efe)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?