| 9/7/2011 6:10:00 PM

Visita a Bolivia de asesor presidencial brasileño para impulsar planes económicos

Asesor de la presidenta brasileña se reunirá con Evo Morales para discutir proyectos energéticos, de inversiones y comercio.

Marco Aurelio García, asesor de Dilma Rouseff, comenzó hoy una visita a La Paz para hablar con el Gobierno de Evo Morales sobre proyectos energéticos, inversiones y comercio, según dijo en una rueda de prensa en la que eludió el conflicto indígena por una carretera que financia Brasil.

"Tenemos una posición muy clara (...) que es ayudar en el desarrollo económico y social de Bolivia. Queremos tener vecinos prósperos, que sigan el camino que Bolivia y Brasil están siguiendo. Eso significará que tendremos recursos para vencer la crisis mundial", dijo el asesor de la presidenta Dilma Rousseff.

Con García llegó a La Paz una delegación de la empresa brasileña Electrobras que discutirá con autoridades bolivianas un proyecto para establecer a largo plazo una hidroeléctrica binacional en la Amazonía boliviana que podría generar 4.000 megavatios.

Este proyecto "zanjaría en el mediano y largo plazo los problemas de energía del país, pero además propiciaría a Bolivia una gran capacidad de exportación" de electricidad, según García.

Agregó que Brasil también está interesado en ampliar su comercio con Bolivia, para lo que se organizarán misiones empresariales que buscarán sociedades e inversiones mutuas.

García declinó opinar sobre el conflicto del Gobierno de Morales con indígenas de la Amazonía que se oponen a la construcción de una carretera que financia Brasil y atravesará el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), reserva rica en flora y fauna en el centro de Bolivia.

"Son problemas internos de Bolivia. Nosotros tenemos confianza de que el Gobierno y todos sus interlocutores sabrán encontrar una solución para eso", dijo García.

Activistas bolivianos contrarios a la construcción de dicha carretera protestaron la semana pasada en la región oriental de Santa Cruz frente al hotel donde el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva daba una conferencia sobre integración regional y desarrollo económico y social.

Lula y Morales firmaron en 2009 el documento por el que Brasil se comprometió a financiar con 332 millones de dólares la carretera de más de 300 kilómetros que unirá el centro y noreste de Bolivia.

García señaló que por el momento Brasil no ha tenido "ninguna razón para suspender la financiación" del proyecto, resistido por las etnias de la zona y grupos ecologistas.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?