| 1/2/2007 12:00:00 AM

Violencia y corrupción podrían ser talón de Aquiles de Lula

El Presidente "tendrá días difíciles en lograr una tasa de crecimiento mayor, aumentar la productividad y estimular la inversión, a menos que aplique una política de reformas", dijo Michael Shifter, analista de la firma Diálogo Interamericano.

Brasilia.- El presidente Luiz Inacio Lula da Silva comenzó el martes su primera agenda oficial del segundo mandato en la que la mayoría estima que su desafío será hacer crecer la economía de Brasil y que la violencia y la corrupción podrían ser el talón de Aquiles.

Lula, de 61 años, tomó juramento el lunes en el congreso para una segunda presidencia de cuatro años en la que prometió un gobierno "popular", mantener la disciplina fiscal de las cuentas públicas y dedicarse especialmente a los más pobres.

De allí que su primer acto el martes sea conmemorar que uno de sus programas sociales --llamado "Luz Para Todos" y que busca llevar luz eléctrica a remotas y empobrecidas zonas del país-- ya atendió a cinco millones de personas. Pero, agregó Shifter en un correo electrónico enviado a la AP, "cualquier nueva revelación sobre corrupción en su Partido (de los Trabajadores, PT), ya seriamente herido, no hará más fácil ese desafío".

"El deterioro de la situación de la seguridad en las ciudades brasileñas y la corrupción política pueden ser el talón de Aquiles del segundo mandato de Lula", añadió Shifter refiriéndose a ataques como la ola de atentados de bandas de narcotraficantes en Río de Janeiro la semana pasada cuando murieron 19 personas.

La violencia en Río recordó la cadena de atentados ocurrida en Sao Paulo en mayo del 2006, cuando en una semana ataques de bandas criminales y la reacción policial provocaron la muerte de al menos 200 personas.

Esas andanadas de criminalidad se vieron mezcladas con sucesivos escándalos en los que miembros del PT --algunos de ellos cercanos colaboradores de Lula-- fueron denunciados por irregularidades como usar dinero de oscura procedencia en intentos de sobornar a aliados políticos en el congreso o de usar el poder político para ocultar fiestas con prostitutas en lujosas mansiones del sur de Brasilia o violar la reserva bancaria de testigos en investigaciones.

"Los desafíos se concentran en la necesidad de producir y distribuir riqueza de forma consistente, además de combatir el crimen organizado", indicó por su parte Eliane Cantanhede en su columna de las páginas editoriales el martes del diario Folha de S. Paulo. "Crecer y estancar la guerra urbana son dos desafíos de vida o de muerte", añadió. En su primer gobierno, que comenzó en enero del 2003, el gobierno de Lula consiguió "algunos progresos... pero estos necesitan ser acelerados", indicó por su parte Mark Weisbrot, analista en el Centro de Investigaciones Económicas y Políticas, en Washington.

"Toda la retórica económica en los últimos años se centró en la desigualdad y no se reconocía que había un problema de crecimiento económico. Pero como se sabe, es muy difícil, sino políticamente imposible, hacer algo sobre la desigualdad, u otros problemas sociales de los que Lula habla, sin un crecimiento económico más rápido", agregó Weisbrot en un correo electrónico.

En su discurso el lunes ante el congreso, Lula dijo que las tres palabras que marcarían su segundo gobierno (2007-2011) serían 'acelerar', 'crecer' e 'incluir' y que a lo largo de este mes anunciaría un paquete de medidas económicas para "destrabar" a Brasil, aunque no ha dado detalles.

Y remató, al hablar más tarde el lunes ante unas 10.000 personas congregadas frente al palacio de gobierno, "aquellos que apuesten en el fracaso de Brasil, serán derrotados. Aquellos que crean que este país nació para ser un país de crecimiento pequeño, para ser un país de eterno crecimiento pequeño, pueden comenzar a prepararse para un crecimiento vigoroso", dijo Lula.

"Quiero mirar en la cara de cada hombre y de cada mujer y decirles: yo y el compañero José Alencar" el vicepresidente, agregó el mandatario, "si fuera necesario, daremos nuestras vidas para que podamos cumplir cada palabra y cada compromiso que asumimos".

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?