| 4/7/2011 8:00:00 AM

Violencia en Centroamérica plantea gran peligro para desarrollo regional

Los crecientes niveles de violencia y criminalidad en América Central representan un "peligro enorme" para el desarrollo de la región y podrían llegar a reducir el producto interior bruto (PIB) en un ocho por ciento, según el Banco Mundial.

Washington - El organismo traza un alarmante retrato de la situación en la región en su informe "Crimen y violencia en Centroamérica: un desafío para el desarrollo" divulgado hoy.

El estudio señala que el número de muertes violentas en los países de la zona es comparable con los niveles alcanzados durante las guerras civiles en la región.

En ese sentido, el informe recuerda que en países como El Salvador, Guatemala y Honduras hay casi un homicidio por cada 1.000 habitantes, unos niveles de criminalidad que, según el Banco Mundial (BM), socavan la esperanza de paz que surgió tras la resolución de las guerras civiles regionales.

El BM precisa que en Costa Rica, Nicaragua y Panamá los niveles de criminalidad y violencia son mucho más bajos pero aun así el organismo insiste en que su crecimiento constante en años recientes constituye una "preocupación muy seria".

Según el estudio, la creciente violencia y criminalidad están debilitando instituciones clave.

Los autores destacan que el narcotráfico incrementa los niveles de corrupción en el sistema judicial.

El informe analiza los tres principales desencadenantes de la elevada criminalidad y violencia en la zona: narcotráfico, violencia juvenil y pandillas, además de la disponibilidad generalizada de armas de fuego.

El Banco Mundial destaca por ejemplo que, según las estimaciones, el 90% de la cocaína que llega a EE.UU. pasa por el corredor centroamericano.

El narcotráfico, indica el estudio, es el principal factor de los crecientes niveles de violencia en la región. En ese sentido el informe menciona que los puntos neurálgicos del narcotráfico en la región suelen tener una tasa de criminalidad un 100 por ciento más elevada que las otras áreas.

El Banco Mundial recuerda también que en la actualidad hay más de 900 pandillas o "maras" en Centroamérica con unos 70.000 miembros.

"Los jóvenes de 15 a 34 años conforman la mayor parte de sus miembros y representan la abrumadora mayoría de las víctimas de homicidio", destacó el BM en un comunicado.

Pese a que las "maras" son una de las principales causas de la criminalidad, el informe destaca que en El Salvador, Guatemala y Honduras los datos indican que sólo un 15 por ciento de los homicidios de relacionan con las pandillas.

El informe también destaca que los débiles sistemas judiciales agravan la criminalidad y la violencia e insiste en que además de exhibir elevados niveles de impunidad su eficacia se ve socavada por el "poder corruptor" del narcotráfico.

El Banco Mundial considera que la reducción del tráfico ilegal de drogas y armas será "clave" en cualquier estrategia regional de lucha contra el crimen.

Sin embargo, el organismo hizo hincapié en que la naturaleza trasnacional de estas empresas criminales sugiere que la región no podrá hacerlo sola y necesitará la ayuda de Estados Unidos y otros vecinos en este esfuerzo.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?