| 2/9/2010 3:15:00 PM

Vicepresidente Santos rechaza nexos con paramilitares

Ratificó el martes que no existe en su contra ninguna evidencia, más allá de testimonios y "barrabasadas" de ex paramilitares, para señalarlo de tener vínculos con esas bandas y por lo cual hay una investigación preliminar en la Fiscalía.

Bogotá.- El ente investigador dispuso esta semana que Santos acuda en marzo a rendir su testimonio en la investigación preliminar, una diligencia que no implica ni que exista una acusación formal ni nuevas evidencias en su contra, sino la opción de defensa para presentar su versión oficial de los hechos.

La Fiscalía reabrió en octubre la investigación a Santos argumentando que no se practicaron todas las pruebas e interrogatorios necesarios en la investigación inicial a Santos y al faltar esas pruebas, el caso no podía cerrarse, como ocurrió a fines del 2008. Santos ha sido señalado por ex jefes narcoparamilitares, como Salvatore Mancuso extraditado a Estados Unidos en 2008 por cargos de tráfico de drogas, de haberse reunido "en varias oportunidades" a fines del 1996 y 1997 con comandantes paramilitares y habría sugerido la creación de un bloque paramilitar en Bogotá para contener un avance de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santos ha negado esas afirmaciones y mantiene que si bien tuvo contactos en los 90 con jefes paramilitares, fue en gestiones humanitarias y por su labor periodística en el diario El Tiempo en aquellos años. "No existe una evidencia...las reuniones que han tenido (conmigo tienen) que ver con situaciones humanitarias, por un lado, o periodísticas, por el otro, y no con esa barrabasada que dicen" los ex jefes paramilitares, dijo Santos. "La honra la construye uno toda su vida y la destruyen unos señores en dos segundos", agregó el vicepresidente, el más alto funcionario hasta ahora bajo la lupa judicial por presuntos lazos con el paramilitarismo.

Santos atribuyó todo el caso a una venganza de los ex jefes paramilitares extraditados a Estados Unidos.

"No nos digamos mentiras, quieren 'sacarse el clavo' (vengarse) con un gobierno que hace siete años (los combate), no se nos olvide, (los ex paramilitares) eran los dueños de grandes partes de Colombia y hoy están sentados en una cárcel respondiendo por sus crímenes y no una cárcel cualquiera, una cárcel en Estados Unidos", dijo.


AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?