| 5/21/2008 12:00:00 AM

Ventas minoristas británicas habrían caído nuevamente en abril

Londres.- Las ventas minoristas británicas habrían caído en abril por segundo mes consecutivo, a medida que los consumidores comienzan a pasar estrecheces a raíz de un pronunciado aumento en el costo de vida y a medida que la economía se desacelera tras las restricciones crediticias.

Los economistas sondeados por Reuters estiman que las cifras oficiales a divulgarse el jueves indicarán que las ventas minoristas cayeron un 0,5 por ciento en abril, llevando la tasa anual de incremento a un 4,2 por ciento desde un 4,6 por ciento. Las ventas cayeron un 0,4 por ciento en marzo, pero las cifras oficiales para enero y febrero fueron sorprendentemente altas, lo que resultó en un primer trimestre fuerte. Sin embargo, el panorama para el segundo trimestre no es tan bueno.

"Otra disminución en abril podría provocar la posibilidad de que las ventas caigan en promedio en el segundo trimestre," indicó George Buckley, un economista de Deutsche Bank. "Los hogares tendrán significativos vientos contra los que luchar durante el curso de este año y el próximo," agregó.

Ahora parece poco probable que el Banco de Inglaterra ofrezca un respiro a los consumidores con un recorte de tasas de interés este año, luego de revisar los pronósticos de inflación considerablemente hacia arriba. Después de los tres recortes de tasas desde diciembre, las cifras económicas están apuntando a una marcada desaceleración en el gasto del consumidor.

El Consorcio Minorista Británico divulgó en abril la primera caída consecutiva en las ventas con al menos un año de operaciones desde el 2005, mientras que el grupo de análisis de mercado GfK informó que la confianza de los consumidores está en su nivel más bajo desde la recesión a comienzos de los 90. Las cifras del principal grupos empresarial, la Confederación de los Consorcios Británicos, respaldan el poco prometedor panorama para los consumidores.

Con el mercado inmobiliario comenzando a debilitarse considerablemente, las ventas de artículos duraderos son particularmente vulnerables, pero la desolación está comenzando a esparcirse hacia todo el sector minorista. La mayor tienda de indumentaria de Gran Bretaña, Marks & Spencer, advirtió el martes que la desaceleración en el gasto de los consumidores podría extenderse hasta fines del próximo año. "Si la información oficial refleja ampliamente las señales, la caída puede ser ciertamente muy pronunciada," consideró David Page, economista en Investec.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?