| 6/16/2010 12:00:00 PM

Ventas minoristas de Brasil caen más de lo esperado en abril

Las ventas minoristas de Brasil cayeron con fuerza en abril frente a marzo, una señal de que las medidas del Gobierno para impedir un sobrecalentamiento de la mayor economía de Latinoamérica podrían estar surtiendo efecto.

Sao Paulo  - El volumen de las ventas minoristas en Brasil cayó un 3,0 % en abril frente al mes anterior, dijo el miércoles el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se trató de la mayor baja en las cifras de ventas minoristas desde que el IBGE comenzó a registrar esta información con su metodología actual en el 2000.

"Es bueno, de hecho", afirmó Alessandra Ribeiro, economista de la consultoría Tendencias en Sao Paulo.

"Necesitamos tener este tipo de ajuste", agregó.

Se esperaba que las ventas cayeran un 1,5 % en abril frente a marzo, según la mediana de pronósticos de 15 analistas consultados por Reuters. Sus estimaciones oscilaron entre una baja del 0,8% al 2,3 %.

La caída en las ventas minoristas alivia parte de la presión del Banco Central por elevar las tasas de interés en forma más agresiva, sostuvo Ribeiro.

Los consejeros del Banco Central ya subieron la tasa de interés referencial, Selic, en 150 puntos base este año a un 10,25 %, para contener la inflación, que se ha incrementado en la medida en que la economía ha crecido en el primer trimestre.

Pese a que, según Ribeiro, es probable otra alza de la tasa de interés en 75 puntos base en julio, la caída de las ventas minoristas "reduce la posibilidad de una medida más agresiva de (subida) de 100 puntos base".

Las exenciones impositivas del Gobierno sobre productos como automóviles y electrodomésticos, aplicados durante la crisis financiera global para sacar a la mayor economía de Latinoamérica de la recesión, comenzaron a expirar en marzo.

Debido a eso, los consumidores acudieron masivamente a las tiendas ese mes, con lo que inflaron artificialmente la base de comparación para la cifra de abril, dijo Zeina Latif, economista jefe de ING en Sao Paulo.

Revisión

El IBGE revisó el aumento de las ventas minoristas de marzo ante febrero a un 2,1 %, ante un 1,6 % informado previamente.

"Tenemos que ver las cifras de abril con algo de cautela", afirmó Latif. "No podemos llamarla una tendencia", añadió.

La economía de Brasil ha crecido más de lo esperado este año y en el primer trimestre registró su mayor crecimiento anual en al menos 14 años.

Sin embargo, ese fuerte crecimiento ha provocado temores de una aceleración de la inflación. La inflación de 12 meses hasta mayo fue de un 5,22 %, poco menos que el 5,26 % registrado en abril.

El Banco Central tiene una meta de inflación de un 4,5 % anual, con una tolerancia de dos puntos porcentuales para arriba o para abajo.

Cinco de los ocho sectores considerados en el estudio del IBGE registraron bajas en sus ventas minoristas, encabezadas por un desplome del 10,5 % en equipamiento y maquinaria de oficina.

La venta de combustibles declinó un 2 % iento, mientras que la de vestimenta saltó un 2,2 % y la de artículos personales subió un 2,5 %.

La venta de muebles y electrodomésticos se mantuvo sin cambios en abril respecto a marzo.

En términos interanuales, las ventas anotaron un salto del 9,1 %, por debajo de las estimaciones de un avance del 10,4 %.

Las ventas nominales, medidas por los recibos totales de ventas sin ajuste por inflación, subieron un 0,3 % en abril ante el mes anterior y saltaron un 13,2 % en la comparación interanual.

A diferencia de los recibos totales a través de dinero o tarjetas de crédito, los volúmenes de ventas minoristas excluyen la inflación, que podría distorsionar las comparaciones.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?