| 4/14/2009 12:00:00 AM

Ventas al por menor en EE.UU. bajan inesperadamente en marzo

WASHINGTON  — Las ventas al por menor bajaron inesperadamente en marzo en Estados Unidos, un revés a las esperanzas de que la economía podría haber tocado finalmente fondo, informó el gobierno el martes.

El Departamento de Comercio dijo que el menudeo cayó 1,1% en marzo. Fue el mayor retroceso en tres meses, frente al aumento de 0,3% pronosticado por los analistas.

Una pronunciada merma en las ventas automovilísticas encabezó una contracción general en la demanda. Las ventas bajaron igualmente en los sectores de ropa confeccionada, electrodomésticos y muebles.

Los ajustes de temporada podrían explicar parcialmente el debilitamiento de marzo. Las cifras en marzo de 2008 se vieron compensadas por una temprana temporada pascual, mientras que este año el feriado no ocurrió hasta casi mediados de abril, retrasando ciertas compras.

La economía en general, reflejada en el Producto Interno Bruto, bajó a un ritmo anual de 6,3% en los últimos tres meses del año pasado, el mayor retroceso en 25 años debido principalmente a la mayor contracción del gasto consumidor en 28 años. Ese gasto del consumidor es seguido atentamente porque representa el 70% de la actividad económica total en Estados Unidos.

La contracción del 1,1% en las ventas al por menor del mes pasado contrastó con el aumento del 0,3% en febrero. Las ventas minoristas repuntaron un 1,9% en enero, tras seis meses consecutivos de contracciones.

En marzo, las ventas automovilísticas bajaron 2,3%, tras retroceder 3% en febrero. Las ventas de marzo fueron un 23,5% inferiores a las del mismo periodo hace un año.

General Motors Corp. y Chrysler LLC han recibido miles de millones de dólares del gobierno federal en los últimos meses y necesitarán seguramente nuevas infusiones para ser viables.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?