| 10/1/2008 12:00:00 AM

Ventas y alianzas bancarias. Frenesí en Europa. Fortis no vende activos, UniCredit de Italia vende propiedades. Deutsche no se toma al ABN.

AMSTERDAM/MILAN - Fortis, el banco belga parcialmente nacionalizado esta semana, abandonó planes de venta de activos por 4.000 millones de dólares justo cuando los principales bancos de Italia e Islandia anunciaron que venderán activos para fortalecerse en defensa a un recrudecimiento de la crisis crediticia en el sector financiero europeo.

Fortis, que el domingo fue rescatado por 11.000 millones de euros, desechó un acuerdo de 2.150 millones de euros para vender la mitad de su brazo de administración de activos a Ping An Insurance.

En tanto que los reguladores bloquearon la venta de sus activos en ABN AMRO a Deutsche Bank por 709 millones de euros.

Sin embargo, en otros lugares avanzaba la ronda frenética de acuerdos entre bancos europeos de los últimos días.

Unicredit, el segundo mayor banco italiano, dijo que venderá algunas propiedades y mejorará activos riesgosos para restaurar su ratio de capital clave.

Los comentarios no lograron calmar a los inversionistas, sin embargo las acciones cerraron en alza una volátil sesión y inicialmente se hundieron. Pero luego recuperaron lo perdido y cerraron en alza luego que los reguladores italianos detuvieron las ventas cortas y el primer ministro Silvio Berlusconi dijo que no toleraría ataques especulativos a los bancos del país.

"No permitiré que los ciudadanos italianos pierdan ni un sólo euro de sus depósitos", dijo Berlusconi antes de las conversaciones por la crisis entre Alemania, Francia, Inglaterra e Italia de este fin de semana.

Las acciones de UniCredit cerraron con un alza de un 11,09 por ciento, a 2,886 euros.

"Tras la intervención de mi Gobierno, UniCredit fue de una baja de un 7 por ciento a un ascenso de un 7 por ciento", recalcó Berlusconi.

El islandés Straumur-Burdaras dijo que pagará 380 millones de euros (537 millones de dólares) para comprar activos de Landsbanki, sólo días después de la nacionalización parcial de su menor rival Glitnir para prevenir su colapso.

Los bancos están lidiando con el congelamiento de los mercados de financiación y la intensa presión sobre sus balances, provocando rescates estatales y otros acuerdos para salvar a los prestamistas más complicados.

El optimismo de que los políticos de Estados Unidos aprobarán el miércoles un proyecto de rescate financiero de 700.000 millones de dólares impulsaba a la mayoría de los títulos bancarios europeos. A las 1330 GMT, el subíndice bancario europeo de DJ Stoxx subía un 2,38 por ciento.

GOLPE A UNICREDIT

Unicredit fue duramente golpeado por tercer día consecutivo, pero el regulador CONSOB de la bolsa italiano prohibió las ventas cortas en bancos y aseguradores. Dijo que la veda durará hasta el 31 de octubre, lo que devolvió la confianza a algunos inversionistas.

A las 1327 GMT, la acción, que había sido suspendida en varias ocasiones esta semana, subía más de un 10 por ciento.

"UniCredit se dio vuelta cuando Consob prohibió las ventas cortas de bancos y aseguradoras, bloqueando la especulación negativa," dijo un operador.

Sus acciones habían perdido un quinto esta semana dado que los inversionistas temían al impacto de la crisis en el banco que está más expuesto a los mercados internacionales que sus rivales locales.

El banco había aprobado la mudanza de parte de su cartera de bienes raíces a un fondo cerrado y había completado otros acuerdos que mejorarían su ratio de capital estructural de Nivel 1, una medida contra activos riesgosos.

En contraste, los papeles de Fortis saltaron un 12 por ciento por la noticia de que el banco central holandés había detenido la aprobación de su venta de activos de ABN lo que podría ayudar a la venta de todo ABN.

"Esto facilita la venta de ABN AMRO como un todo y podrían obtener más de ello," sostuvo Fred Huibers de Haags Effectenkantoor, que controla acciones de Fortis.

Aunque Fortis aseguró una línea de ayuda del gobierno, la catarata de anuncios de últimas horas del martes mostró la escala de la caída por su privatización parcial.

Los reguladores europeos dijeron que actúan para recobrar la confianza en los bancos.

La Unión Europea necesita una supervisión financiera más fuerte y una mayor consistencia en los planes nacionales de garantización de depósitos para estabilizar el sistema financiero, dijo José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?