| 4/8/2010 11:00:00 AM

Ventanilla Única de Registro combate la tramitología y promueve la competitividad

La Ventanilla Única de Registro (VUR) “no solamente facilita al ciudadano la gestión, sino que evita lo que realmente es una epidemia en la administración pública, como es la tramitología”. Así lo destacó este miércoles el Ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio, durante la presentación de esta herramienta.

Bogotá, - De acuerdo con el Superintendente de Notariado y Registro, Orlando García-Herreros, la VUR facilita al ciudadano la relación con las entidades vinculadas y simplifica los trámites que un usuario debe realizar para la adquisición formal de un inmueble.

“Este nuevo sistema tiene un costo aproximado de 14 mil millones de pesos. Hoy el modelo opera en 50 de las 77 notarías de Bogotá, que representa un 65 por ciento del total de notarías. Próximamente estará garantizada la cobertura del 100 por ciento. El servicio simplificado de la Ventanilla Única de Registro no tendrá costos extras para el ciudadano”, explicó el funcionario.

El Ministro Valencia Cossio agregó que este tipo de mecanismos implementados por el Gobierno Nacional son el reflejo de la política de competitividad impulsada por el Presidente Álvaro Uribe.

“Colombia ha venido avanzando de una manera muy significativa, no solamente en ser un país más competitivo, sino en ser un país más seguro. La Seguridad Democrática, que ha tenido unos logros muy importantes, ha traído como consecuencia un elemento fundamental para la competitividad y es el elemento de la confianza. Los colombianos recuperamos la fe y la confianza, y los extranjeros también volvieron a creer en Colombia”, indicó el alto funcionario.

(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?