| 7/22/2007 12:00:00 AM

Ventajas y desventajas en el aumento del salario mínimo en EEUU

Muchos legisladores, junto con los partidarios de los trabajadores que ganan salario mínimo, están celebrando el primer aumento de dicho salario a nivel federal en una década. Pero muchos reconocen que subirlo de 5,15 dólares la hora a 5,85 sólo será una ayuda marginal para algunos de los trabajadores de menor paga.

WASHINGTON _ La mesera Fawn Townsend sabe exactamente lo que va a hacer cuando entre en vigor el martes el aumento al salario mínimo federal: Empezar a ahorrar para comprarse un automóvil a fin de buscar un segundo empleo con el fin de ganar lo necesario para vivir.

"Mi objetivo personal es conseguir un vehículo para desplazarme independientemente al trabajo y quizás conseguir un empleo adicional para tener ese ingreso extra, debido a que el salario mínimo no alcanza", dijo la mujer soltera de 24 años, quien vive en Raleigh, Carolina del Norte.

"Siendo soltera, una no puede pagar todas las cuentas con un empleo a salario mínimo", explicó.

Aproximadamente 1.700.000 personas ganaban 5,15 dólares o menos la hora en el 2006, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.

"La realidad es para los trabajadores con salario mínimo hasta el último centavo cuenta debido a que tienen que escoger entre comprar la comida y pagar la electricidad o comprarle ropa a sus hijos", dijo Beth Shulman, ex vicepresidenta del sindicato de trabajadores de la alimentación y el comercio.

"Dicho eso, es evidente que aumentar a 5,85 dólares no es suficiente para asegurarse de que la gente pueda comprar lo que todas las familias necesitan", dijo Shulman, autora de "La traición del trabajo: Cómo los empleos de salario mínimo fallan a 30 millones de estadounidenses" ("The Betrayal of Work: How Low-Wage Jobs Fail 30 Million Americans").

Los que trabajan a salario mínimo recibirán un aumento adicional de 70 centavos en cada verano en los próximos dos años, para llegar en el 2009 a 7,25 dólares la hora. Eso significa apenas por encima de los 15.000 dólares anuales _antes de la deducción de impuestos_ por año.

Actualmente, quien hace el mismo trabajo y gana 5,85 dólares la hora se lleva 12.168 dólares anuales antes de los impuestos. El nivel federal de pobreza para individuos es de 10.210 dólares al año, para parejas de 13.690 dólares y para familias de tres miembros es de 17.170 dólares.

"En el país más rico en la historia del mundo, es un escándalo que alguien que trabaje de tiempo completo quede sumido en la pobreza", enfatizó el representante demócrata George Miller, titular del Comité de Educación y Trabajo en la Cámara de Representantes. "Todos aquellos que trabajan honestamente deberían recibir una paga digna".

La pobreza y el salario mínimo se están convirtiendo en tema prominente en la puja presidencial demócrata. John Edwards y Barack Obama ponen énfasis en el salario mínimo durante sus visitas a zonas empobrecidas.

Edwards, quien dijo que desea eliminar la pobreza en el término de una generación, favorece elevar el salario mínimo a 9,50 dólares. Obama propone un "salario de vida" que aumente a la par de la inflación y ha prometido eliminar la frase "trabajadores pobres".

Más de dos docenas de estados y el Distrito de Columbia ya tienen salarios mínimos superiores al federal. Aun en dichos estados, un aumento en el salario mínimo federal probablemente tendrá efecto, aumentando los salarios de la mesera Towsend y de otros.

Carolina del Norte aumentó su salario mínimo de 5,15 a 6,15 dólares en enero.

"Es un primer paso que debía haberse dado hace tiempo", dijo Cindia Cameron, directora de organización nacional de 9to5, la Asociación Nacional de Mujeres Trabajadoras. Los que reciben salario mínimo suelen ser jóvenes, solteros y mujeres, a menudo negros o hispanos.

Aunque se ponga el práctica el aumento completo, los trabajadores a salario mínimo a duras penas se las arreglarán. "No es dinero suficiente para atender tus necesidades básicas: La renta, la gasolina para ir al trabajo y volver", se quejó Sonya Murphy, organizadora de la Asociación del Misisipí de las Organizaciones Comunitarias para la Reforma Ahora, ACORN (Mississippi Association of Community Organizations for Reform Now).

Pero a la vez, los empleadores que pagan a muchos de esos trabajadores dicen que elevar el salario mínimo sólo significa que tienen que aumentar los precios de los productos, reducir las horas de los empleados o despedir a algunos.

"Cuando uno va al almacén ahora, podría tener que poner las compras en las bolsas uno mismo", dijo Jill Jenkins, economista jefa del Instituto de Políticas de Empleo. "Todo esto se debe al salario mínimo obligatorio. Cuando los empleadores tienen que pagar más, empiezan a hallar otras opciones para mantener bajos los costos".

Según la Asociación Nacional de Restaurantes, el último aumento en el salario mínimo costó a la industria más de 146.000 empleos y los propietarios de restaurantes cancelaron planes de contratar a 106.000 empleados más.

A 7,25 dólares la hora, la respuesta más probable de los restaurantes serán "aumentos en los precios del menú, eliminación de algunos empleos y reducción de horas de trabajo para tratar de compensar algunos de los aumentos de costos", advirtió Brendan Flanagan, vicepresidente de relaciones federales de la asociación.

Otros dicen que el efecto sobre la economía será insignificante.

Una encuesta sobre el panorama económico de PNC en abril reveló que tres de cuatro propietarios de negocios pequeños y medianos dijeron que elevar el salario mínimo tendría poco o ningún impacto sobre sus negocios.

"En un mercado laboral ajustado, ya han aumentado los salarios para ser competitivos", observó Stuart Hoffman, economista jefe de PNC Financial Services Group.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?