| 4/28/2006 12:00:00 AM

Venta de vehículos a Venezuela no se detiene

Cárdenas destacó que el comercio automotor entre los países andinos se sustenta básicamente a través de dos instrumentos: la CAN y el Convenio Automotor Andino.

De acuerdo con el reporte entregado por el presidente de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), Luis Enrique Cárdenas, el intercambio comercial del sector entre Colombia y Venezuela continúa mostrando su importante papel en el escenario comercial de ambas naciones, luego de registrar que dicho negocio alcanzó unos US$500 millones (más de un billón de bolívares).

En el caso del intercambio comercial automotor con Ecuador, el funcionario señaló que Venezuela ha transado unos US$100 millones, los cuales equivaldrían a aproximadamente 200 millardos de bolívares.

Cárdenas destacó que el comercio automotor entre los países andinos se sustenta básicamente a través de dos instrumentos: la CAN y el Convenio Automotor Andino.

En este contexto, la decisión de Venezuela de abandonar la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y los efectos negativos que tiene su ausencia para la estabilidad de socios comerciales como Colombia, principalmente en sus exportaciones, aún se mantiene vigente el Convenio Automotor Andino ya que es independiente del bloque subregional y establece un arancel para los vehículos, los camiones y los autobuses, así como reglamentos de calidad y normas para la unificación de criterios en esa materia.

Según lo estipulado en dicho convenio, los productos automotores de la CAN que cumplan con las normas de origen establecidas en el convenio pueden ingresar sin el pago de aranceles en ese mercado.

El último convenio de este tipo que se firmó fue en 1999 por un plazo de 10 años, es decir, está vigente hasta 2009.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?