| 8/11/2006 12:00:00 AM

Venezuela: Yacimiento de petróleo mayor de lo estimado

El sostenido incremento de los precios y el empleo de nuevas tecnologías que permiten transformar esa brea bituminosa en un petróleo más liviano y de menor contenido sulfuroso, han convertido al crudo del Orinoco en una fuente de energía cada vez más atractiva.

Municipio Independencia, Venezuela.- El presidente Hugo Chávez afirmó que exploraciones iniciales en la Faja del río Orinoco revelaron que los yacimientos de petróleo pesado en esta zona son dos veces más profundos de lo estimado originalmente.

Pero Patrick Esteruelas, un analista de riesgo político de la firma Eurasia Group de Nueva York, expresó el viernes que todavía es prematuro afirmar que el anuncio de Chávez el jueves representa una conclusión importante.

"Nosotros deberíamos tomar las proyecciones del gobierno como una pizca de sal y esperar hasta ver estimaciones independientes y evaluaciones de resultados antes de abalanzarnos a dictaminar o hacer proyecciones respecto al futuro potencial (de las reservas) en el Orinoco", dijo Esteruelas desde Nueva York en una entrevista telefónica.

"Hasta que veamos los resultados de estudios, de evaluación independientes... no hay ninguna manera de avalar" las estimaciones venezolanas, agregó.

Compañías petroleras de naciones políticamente amigables como China, Irán y Rusia están ayudando a Venezuela a cuantificar los depósitos de crudo pesado y extrapesado del Orinoco, que en el pasado fue descrito como difícil y costoso de producir, ahora se hacen cada vez más provechosos.


Chávez habló del proyecto el jueves cuando visitó un pozo petrolero en la Faja del Orinoco, en el oriente del país, en donde las perforaciones recientemente empezaron a demostrar su afirmación de que esta nación sudamericana posee las mayores reservas de petróleo del mundo.

"Ellos habían estimado un espesor de la capa de arena (crudo pesado) en 80 pies... resulta que el espesor de la capa allí es de 220 pies _ más del doble de lo estimado", indicó el mandatario refiriéndose a los resultados de las primeras dos perforaciones en el campo petrolero Carabobo I en donde realizó un acto protocolar el jueves.

La corporación estatal Petróleo de Venezuela S.A. (Pdvsa) conjuntamente con las empresas extranjeras Exxon Mobil Corp., ConocoPhillips y Chevron, ya está transformando crudo pesado en combustibles más ligeros y mayor valor comercial. Los proyectos en suma producen unos 600.000 barriles por día de crudo sintético, aproximadamente una quinta parte del total de producción oficial de Venezuela.

El petróleo sintético --conseguido luego de inyectar al crudo extrapesado vapor e hidrogeno a temperaturas de 500 grados Celsius para librarlo de impurezas-- es enviado a Estados Unidos y Europa en donde es refinado en derivados tales como gasolina, diesel y combustible para Jet fuel?

Eulogio Pino, miembro de la directiva del Pdvsa, declaró el jueves que el gobierno está negociando con las firmas internacionales para aumentar la producción de esos proyectos en cerca de 150.000 barriles diarios más en los próximos 18 meses, para compensarlos por aceptar cambios que los colocaron como socios minoritarios.

El gobierno de Chávez ha asumido un mayor control y beneficios de las operaciones petroleras en Venezuela, convirtiendo recientemente 32 yacimientos privados en "empresas mixtas" en las que la estatal PDVSA tiene participación mayoritaria.

Venezuela se jacta de tener reservas probadas de 80.000 millones de barriles, las más grandes fuera del Medio Oriente, de acuerdo a cifras actuales, y espera que al sumarse las reservas del Orinoco estás se cuadrupliquen en cerca de 315.000 millones antes de finales del 2008.

Chávez comentó que eso se traduciría en que Venezuela desplazaría Arabia Saudita, que alega tener 260.000 millones barriles actualmente, oficialmente las mayores reservas del mundo.
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?