| 2/16/2006 12:00:00 AM

Venezuela reestructurará deuda pública

Venezuela realizará en el primer semestre de este año un plan de reestructuración de su deuda pública que implicará la cancelación anticipada de acreencias externas por 4.752 millones de dólares, declaró el miércoles el ministro de Finanzas, Nelson Merentes.

Merentes expresó durante una rueda de prensa que próximamente el Ministerio de Finanzas efectuará una recompra de bonos Brady por 3.900 millones de dólares.

De igual forma el gobierno venezolano tiene planeado realizar una cancelación anticipada de deudas con organismos bilaterales y multilaterales por 700 millones de dólares.

El ministro dijo que estas operaciones de amortización anticipada de acreencias le permitirán a Venezuela lograr este año ahorros por 670 millones de dólares por concepto de pago de intereses.

El Ministerio de Finanzas prevé que este plan le permitirá al país ahorrar 600 millones de dólares anuales por el servicio del capital e intereses de la deuda hasta el 2020.

La deuda pública externa cerró el año pasado en 31.063 millones de dólares, lo que representó un incremento de 13% en comparación con el 2004 cuando fueron de 27.475 millones de dólares.

Merentes señaló que alterno a estas transacciones, el gobierno también efectuará una reestructuración de la deuda pública interna que podría implicar la recompra de bonos, la emisión de nuevos instrumentos financieros o refinanciamientos.

Para finales del año pasado el saldo de las acreencias internas se ubicó en 33,4 billones de bolívares (unos 15.545 millones de dólares), lo que constituyó un aumento de 13% en comparación con el 2004 cuando alcanzó a los 29,52 billones de bolívares (unos 13.733 millones de dólares).

Con estas operaciones de cancelación anticipada de acreencias el gobierno aspira llevar la deuda pública total del país este año de 46.607 millones de dólares a 41.855 millones de dólares.

El ministro informó que Venezuela aspira que con la reducción del riesgo país, gracias a los crecientes ingresos petroleros, los papeles de la deuda venezolana logren la clasificación de "grado de inversión" para septiembre de este año.

La agencia internacional Standard & Poor's (S&P) mejoró recientemente la clasificación del crédito de soberanía de Venezuela colocándolo a la misma altura que Brasil, la economía más poderosa de Sudamérica.

S&P justificó su decisión señalando Venezuela ha mantenido "notables mejorías" en los indicadores externos y de endeudamiento.

Sin embargo, los inversionistas han manifestado preocupación por los gastos del gobierno en programas populistas dentro y fuera del país; además de los fuertes controles impuestos a la economía, entre los que se incluyen el control de cambios y de precios establecidos a principios de 2003.

Los altos precios del crudo han beneficiado a Venezuela, el quinto exportador de crudos del mundo, que ha logrado importantes ingresos públicos durante los últimos tres años superiores a los 15.000 millones de dólares anuales.

El gobierno del presidente Hugo Chávez aprovechará la favorable situación de las finanzas públicas para iniciar ahora un plan de cancelación anticipada de deuda, parecido al que han hecho algunos países del Medio Oriente y Asia Central que han utilizado los excedentes de recursos para saldar sus obligaciones externa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?