| 1/31/2007 12:00:00 AM

Venezuela rechaza crítica de funcionario de EEUU contra Chávez

La cancillería venezolana, en un comunicado divulgado la noche del martes, también consideró como con falta de sinceridad la propuesta de Washington de procurar un acercamiento con el gobierno de esta nación sudamericana.

Caracas.- El gobierno venezolano rechazó el martes los comentarios de un alto funcionario estadounidense, quien afirmó que el presidente venezolano Hugo Chávez no era "una fuerza constructiva" para la democracia en la América Latina.

John Negroponte, ex director de la Inteligencia Nacional estadounidense y nominado por el gobierno de George W. Bush para el cargo subsecretario de Estado, dijo horas antes en Washington que cree que Chávez es una amenaza para la democracia en la región.

"Yo no creo que él sea una fuerza constructiva en el hemisferio", dijo Negroponte en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano en un escrito expresó que el funcionario "expresa que Venezuela representa una amenaza para el hemisferio, cuando en realidad, en una revisión superficial de su historial y conducta en nuestro continente, se puede concluir que el señor Negroponte representa una real amenaza para la paz y la democracia".

"América Latina tiene el peor recuerdo de este sujeto que fue instrumento de una política genocida e imperial en Centroamérica", señala el comunicado de la cancillería venezolana.

El ministerio culpó a Negroponte de ser participe en el escándalo "Irán-contras", cuando era embajador de Estados Unidos en Honduras entre 1981 y 1985. Eran tiempos de la Guerra Fría y Estados Unidos apoyó a los llamados "contras" en su intento por derrocar al gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que era encabezado por Daniel Ortega, quien nuevamente asumió la presidencia de Nicaragua en enero.

La operación "Irán-contras", que consistió en la entrega de fondos a los rebeldes nicaragüenses gracias a los ingresos obtenidos por las ventas de armas a Irán, casi le costó la presidencia a Ronald Reagan. "No es para nadie creíble en el hemisferio que se esté pensando en una nueva política para América Latina, cuando le toca dirigirla a sujetos como el señor Negroponte", señaló el comunicado.

"¿Cuáles son las verdaderas intenciones de la administración Bush para Venezuela y América Latina? cuando por un lado envían mensajes de diálogo y de querer cambiar la política, y por el otro, funcionarios como el señor Negroponte agreden de manera descarada, manteniendo la conducta imperialista e intervencionista de los años de la guerra fría". Negroponte declaró entre otras cosas que "Bolivia, entre otros, han estado bajo la influencia del señor Chávez, quien ha tratado de exportar su populismo radical".

Negroponte declaró que pese a los esfuerzos de Chávez, "la democracia tiene una buena aceptación" en la región, como lo han demostrado la mayoría de resultados electorales, incluidos México y Perú donde los candidatos abiertamente populistas fueron derrotados".

Los defensores del líder venezolano dicen que el compromiso de Chávez con la democracia se refleja en las varias consultas electorales que se han realizado en esta nación sudamericana desde que asumió el mandato en 1999, incluida su reciente elección por abrumadora mayoría en diciembre.

Sus adversarios consideran que lentamente este país transita el camino del autoritarismo bajo el mando de Chávez, y dicen que su objetivo es ser presidente de por vida.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?