| 5/28/2007 12:00:00 AM

Venezuela: RCTV cesa transmisión por orden gubernamental

La decisión del gobierno de Chávez contra RCTV ha sido criticada también por Human Rights Watch, Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El domingo, la SIP renovó su condena a la decisión del gobierno.

Caracas_ El canal de televisión Radio Caracas Televisión (RCTV) salió del aire un minuto antes de la medianoche del domingo al entrar en vigencia la decisión del presidente venezolano Hugo Chávez de cancelarle la licencia de transmisión.

 

Artistas, periodistas, animadores, gerentes y obreros de la televisora se abrazaron, lloraron y cantaron el Himno Nacional con la mirada en los monitores poco antes que su imagen desapareciese de la señal del canal 2 de la banda VHF por orden del gobierno. La licencia de transmisión de la televisora privada más antigua del país, fundada en 1953, expiró el 28 de mayo.

 

En un ambiente de tensión por enfrentamientos entre policías y opositores que rechazan la medida, RCTV, una de las televisoras de más audiencia en el país, fue reemplazada unos segundos después por un canal que, según el gobierno de Chávez, será de servicio público.

 

Los empleados de RCTV lloraban desconsoladamente y algunos pedían a gritos que se apagasen los monitores del estudio donde aparecía una breve y repetida presentación del logotipo y la señal del nuevo canal, financiado por el estado.

 

Minutos después del cese de transmisiones, un grupo de desconocidos arrojó piedras y botellas a la policía que estaba apostada en una calle cercana a la televisora RCTV, donde desde temprano había manifestantes para ofrecer su apoyo al canal.

 

La policía reaccionó con gas lacrimógeno y balas de goma para dispersar a los agresores, lo que afectó también a quienes se manifestaban pacíficamente. El incidente ocurrió en momentos en que las estrellas y directivos de la televisora privada salieron para agradecer el respaldo. Poco después retornó la calma al lugar. No se reportaron heridos.

 

El vicepresidente de Ingeniería de Operaciones de RCTV, Edgardo Mosca, explicó que por un dictamen del Tribunal Supremo de Justicia, que autorizó el viernes al gobierno a disponer temporalmente de las frecuencias y equipos de la televisora, "nosotros no podemos apagar los transmisores, los tenemos que dejar encendidos".

 

El alto tribunal, cuyos miembros fueron designados con los votos de la Asamblea Nacional que está dominada en un 100% por el oficialismo, dispuso que la gubernamental Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) sería responsable de los equipos de RCTV, incluyendo antenas parabólicas, equipos de microondas y transmisores, entre otros activos de la planta.

 

Indicó que los monitores de la planta fueron dejados "en negro de manera que no haya contenido de RCTV al aire", dijo Mosca en entrevista con la AP.

 

Los transmisores de RCTV "en cada uno de los puntos de la ciudad, del país" serán alimentados por la señal de platos satelitales del gobierno.

 

La decisión del gobierno de Chávez contra RCTV ha sido criticada también por Human Rights Watch, Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

 

El domingo, la SIP renovó su condena a la decisión del gobierno. "Nos preocupa muchísimo que la libertad de prensa pueda perecer completamente", dijo Rafael Molina, presidente de la organización que agrupa a 1.400 diarios y revistas del continente americano.

 

Agregó que la intención de la SIP es unir las fuerzas de todos sus miembros para "tratar de concientizar al continente y al pueblo venezolano de lo que está sucediendo".

 

"Estamos ante una situación de abuso de poder y cuando hay abuso de poder la lógica desaparece", advirtió en rueda de prensa.

 

Molina consideró que el caso de RCTV demuestra una "evidente situación de discriminación" pues otras televisoras cuyas concesiones también expiraban el domingo no recibieron el mismo trato, tras reformular su línea editorial y adoptar una postura poco crítica hacia Chávez.

 

Es el caso de la estatal Venezolana de Televisión y el canal privado Venevisión, entre otros, cuyos permisos fueron renovados, según informó la Comisión de Telecomunicaciones (Conatel) el sábado.

 

"La concesión de frecuencias radioeléctricas no debe servir para premiar o castigar a los medios de comunicación por su línea editorial, es evidente que ... esto es un castigo", dijo Gonzalo Marroquín, jefe de la comisión de libertad de prensa del organismo. Advirtió que la salida del aire del canal sirve para intimidar a otros medios de comunicación.

 

El ministro de Comunicación e Información Willian Lara respondió a la SIP y señaló que "no es discriminación sino es democratización".

 

"¿Por qué se ha renovado la concesión a otras televisoras? Porque están en el contexto de la ley... cumplen con la Constitución. ¿Por qué no se ha renovado la concesión de RCTV? Porque no cumple con la ley, porque violenta la Constitución... es un caso estrictamente jurídico", afirmó.

 

El gobernante venezolano ha acusado a los propietarios de RCTV de actividades subversivas en contra de su gobierno y citó el "golpismo" como un elemento importante en la decisión de su administración de no renovar la licencia de transmisión de la televisora.

 

Chávez ha señalado que la nueva estación Televisora Venezolana Social (Tves) respetará la libertad de expresión abriendo sus puertas a todos los venezolanos. Pero la oposición y grupos de derechos humanos denuncian que el gobierno está tratando de silenciar las críticas.

 

Los opositores al gobierno alegan que el mandatario ha decidido no renovar la concesión de transmisión a RCTV como una manera de silenciar a un crítico feroz y a la vez de servir de advertencia a otros medios privados.

 

Chávez acusa a las televisoras privadas de haber apoyado el breve golpe de estado del 2002 al transmitir dibujos animados y películas en lugar de las demostraciones de apoyo hacia el mandatario. Los periodistas de RCTV responden que las protestas violentas organizadas por los "chavistas" frente a las oficinas centrales del canal les impidieron informar sobre los acontecimientos.

 

El director general de RCTV, Marcel Granier, expresó el domingo que, con la decisión de Chávez, los venezolanos "no avanzamos hacia socialismo, llegamos al totalitarismo".

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?