| 3/13/2008 12:00:00 AM

Venezuela pide pago en euros para contrato de combustible

Caracas.- Venezuela está pidiendo el pago en euros para algunas exportaciones de combustible, dijo el jueves a Reuters una fuente de la industria, una señal de que la nación miembro de la OPEP podría estar dejando de lado el alicaído dólar.

El presidente Hugo Chávez, fiero detractor de Estados Unidos, ha criticado a Washington por permitir que el dólar caiga a mínimos históricos y ha instado a sus socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a considerar el cambio hacia una "cesta de monedas."

Un operador dijo a Reuters que pagó en euros por un cargamento de productos petroleros comprados bajo los nuevos términos de un contrato licitado recientemente.

"Todos los que tienen ese contrato tienen que pagar en euros," dijo la fuente, que pidió no ser identificada.

Operadores del mercado petrolero que hacen negocios con la estatal venezolana confirmaron que continúan pagando en dólares, la moneda estándar en la industria.

Chávez, que afirma liderar una revolución socialista en favor de los pobres, ha acusado a Estados Unidos de debilitar el dólar emitiendo moneda indiscriminadamente, y ha propuesto migrar las reservas del Banco Central de Venezuela hacia otras divisas.

Durante meses han circulado rumores de que Venezuela podría comenzar a pedir los pagos en euros, particularmente después de que PDVSA dijera que está reduciendo su exposición al dólar reduciendo el tiempo de pago a ocho días desde el usual en el sector de 30 días.

"Han pedido esto (pagar en euros) en el pasado. A mediados del año pasado, mandaron una carta sobre el tema, pero nunca lo aplicaron," dijo un operador de fueloil en Estados Unidos.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?