| 4/8/2010 2:00:00 PM

Venezuela niega persecución a colombianos

La Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, consideró como "irresponsable" el reclamo que realizó el gobierno de Colombia por la detención de ocho de sus nacionales señalados de espiar instalaciones eléctricas venezolanas, y negó el jueves que exista persecución a colombianos en Venezuela.

Caracas  — Ramírez dijo en un comunicado que era "irresponsable" la protesta que hizo Colombia por las detenciones de ocho colombianos, que ocurrieron el mes pasado, y aseguró que es "falso que en Venezuela exista una práctica de estigmatización y persecución de colombianos".

La funcionaria afirmó en un programa de la radio estatal que las críticas del gobierno colombiano por las detenciones formaban parte de una "plataforma para seguir promoviendo la campaña de descrédito contra las instituciones del Estado venezolano, apelando el sensible tema de los derechos humanos con fines políticos ", según refiere el comunicado.

Ramírez indicó que la Fiscalía General Militar le informó que los ocho detenidos tuvieron contacto con sus representantes consulares, y agregó que entre las evidencias que les incautaron figura "un importante número de armas de guerra de alto calibre como subametralladoras, fusiles, escopetas, rifles y municiones en plena operatividad, así como fotografías en áreas estratégicas de estaciones y plantas eléctricas"

La funcionaria dijo que las autoridades locales poseen "elementos de convicción" sobre la realización de actividades al margen de la ley.

Asimismo, Ramírez, una ex diputada oficialista, instó al gobierno y el Defensor del Pueblo de Colombia a "ocuparse de las graves violaciones al derecho a la vida que padece su país".

La Cancillería colombiana remitió el miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una "solicitud urgente" para que se le garantice la vida y los derechos de ocho colombianos detenidos en Venezuela por presunto espionaje.

El gobierno colombiano dijo en un comunicado que veía con "profunda preocupación la práctica sistemática de estigmatización que viene configurándose en Venezuela de prejuzgar y juzgar a ciudadanos colombianos por el solo hecho de serlo".

El presidente colombiano Alvaro Uribe solicitó el miércoles a Venezuela "el respeto" de los derechos humanos de los detenidos.

El ministro de Relaciones Interiores venezolano Tareck El Aissami confirmó el pasado martes que antes de la Semana Santa fueron detenidos dos colombianos en el estado centro costero de Aragua y que poco después fueron aprehendidos otros seis en el estado suroccidental de Barinas, pero no dio detalles.

Sólo aseguró que fueron detenidos por la presunta comisión del delito de "espionaje sobre el sistema eléctrico nacional".

El presidente Hugo Chávez aseguró esta semana que los detenidos portaban documentos que los identificaban como miembros del ejército colombiano, así como computadoras y teléfonos satelitales.

Parientes de algunos de los detenidos han dicho que efectivamente algunos de ellos trabajaron hace varios años para una unidad militar colombiana, pero como médico, en el caso de Carlos Cossio, como ha sido identificado uno de los capturados.

Uribe informó que Cossio, además, contaba con la nacionalidad canadiense porque había vívido en aquel país a inicios de esta década y que antes había trabajado como médico general en una unidad militar de la ciudad colombiana de Medellín. 

El mandatario venezolano expresó que la referida heladería era "una fachada".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?