| 4/9/2008 12:00:00 AM

Venezuela nacionaliza a Sidor - actualización

CARACAS - El gobierno de Venezuela decidió en la madrugada del miércoles renacionalizar la siderúrgica Ternium Sidor, controlada por el conglomerado argentino Techint, en un nuevo embate del presidente Hugo Chávez por impulsar una economía socialista en el país petrolero.

Apenas días después de anunciar la estatización de las tres principales cementeras de Venezuela, también en manos de grupos extranjeros, el mandatario ordenó tomar la mayor acería de la región andina y el Caribe.

El sindicato y fuentes gubernamentales confirmaron a Reuters la decisión, que se produce en medio de un dilatado conflicto laboral por la contratación colectiva.

"Esta es una victoria del movimiento siderúrgico y de todos los trabajadores revolucionarios de Venezuela. Ya era hora de que el Estado recuperara Sidor de las garras de esta trasnacional miserable," dijo a Reuters el presidente del sindicato siderúrgico Sutiss, José "Acarigua" Rodríguez.

El presidente de Techint, Paolo Rocca, envió el miércoles una carta a Chávez para que intervenga a fin de encontrar una "solución constructiva" a la renacionalización, luego de que el anuncio provocara el derrumbe de más del 9,0% en las acciones de Ternium, la matriz del grupo siderúrgico.

"Le pido su intervención, para encontrar una solución constructiva para nuestros países y para la empresa, y estoy desde ya a su disposición para lo que Usted disponga," dijo la misiva, dirigida al "Teniente Coronel" Hugo Chávez.

El mandatario, que afirma liderar una revolución en favor de los pobres, impulsó en el 2007 una oleada de estatizaciones de "empresas estratégicas," pese a que analistas advierten que estas medidas radicales desincentivan la inversión privada y pueden destruir empleos y poner en jaque a la economía.

El gobierno defiende su "nuevo modelo socialista" y replica al mercado que Venezuela encarrilla tres años de un fuerte crecimiento motorizado por los altos ingresos petroleros del país, aunque también enfrenta la mayor inflación de la región.

Techint es el principal accionista de Ternium, que controla un 60% del capital accionario de la siderúrgica, en la que el Estado ostenta una participación del 20 por ciento, mientras que el restante 20 por ciento está en manos de trabajadores y ex trabajadores de la empresa.

Amenaza cumplida
En el 2007, en medio de una oleada de nacionalizaciones, Chávez amenazó a Techint, el mayor grupo industrial de Argentina, con estatizar las operaciones de la compañía en Venezuela, acusándola de privilegiar la exportación en detrimento del mercado doméstico.

Finalmente, el mandatario, quien mantiene una fuerte sintonía política con la presidenta argentina, Cristina Fernández y con su predecesor, Néstor Kirchner, accedió a negociar un acuerdo con la empresa para asegurar un adecuado suministro a los clientes locales.

Sin embargo, un enconado conflicto laboral por la contratación colectiva que generó varios paros de producción en los últimos meses e incluso la amenaza de una huelga indefinida hizo que Chávez dijera el domingo que intervendría en el tema luego del fracaso de las negociaciones.

Las conversaciones por la mejora del contrato colectivo, que llevaba en discusión más de un año, se habían quedado estancadas en algunos de los puntos económicos más espinosos, como salarios y bonificaciones.

Ternium Sidor, privatizada en 1997, es la principal siderúrgica de la región andina y el Caribe, con una producción de acero líquido de 4,5 millones de toneladas.

Las instalaciones de Sidor están ubicadas cerca de la ciudad de Puerto Ordaz, en el sureste de Venezuela, donde se encuentran varias de las principales compañías de materias primas del país, mayormente estatales.

El Gobierno, que el año pasado estatizó multimillonarios activos petroleros y las principales compañías privadas de electricidad y telecomunicaciones, anunció esta semana que tomará el control las tres mayores cementeras de Venezuela.

La medida afecta a las unidades en el país de la gigante mexicana Cemex, de la suiza Holcim y de la francesa Lafarge .

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?