| 11/1/2006 12:00:00 AM

Venezuela: manzana de la discordia en Uruguay

El senador oficialista José Korseniak, en cambio, aludió a la "generosidad" del gobierno venezolano por su ayuda, tanto en la compra por parte del Banco Nacional de Desarrollo Social (Bandes) de una entidad financiera uruguaya que estaba insolvente, así como las compras de petróleo en condiciones favorables de pago.

Montevideo.- Venezuela se ha convertido en la manzana de la discordia por su ingreso al Mercosur como miembro pleno, por acusaciones de que fueron saltados los reglamentos, lo que motivó enfrentamientos políticos tras la aprobación en el Senado uruguayo a su incorporación.

El senador y ex canciller Sergio Abreu, del partido Nacional o Blanco, manifestó su discrepancia con la decisión aprobada por los senadores de la coalición oficialista del Frente Amplio y recordó que es el primer senado que aprueba la incorporación de Venezuela como miembro pleno del organismo, ya que los congresos de Argentina, Brasil, y Paraguay aún no lo consideraron. 

Abreu recordó que recientemente se le dio al gobierno del presidente Hugo Chávez "180 días para que hiciera una propuesta de implementación del acuerdo comercial, porque se ha invertido el sistema de negociación. A Chile y Bolivia, miembros asociados se les reclamó una intensa y profunda negociación para después aprobar su incorporación como asociados".

"A Venezuela se le incorpora como miembro pleno y se le deja durante cuatro años la posibilidad de ir cumpliendo con sus obligaciones para adecuarse a las reglas del Mercosur y su adecuación al arancel externo común. Es decir, se invierte el proceso de negociación en el Mercosur y por lo tanto hay un apuro político que puede ser atendible de acuerdo a las afinidades que existen pero desde el punto de vista de la integración no son los mas adecuados", agregó.

Advirtió sobre "la prepotencia del gobierno argentino y la indiferencia del gobierno brasileño que están incorporando al Mercosur un elemento de fragilidad" para el sistema subregional.

"Estamos hablando de un socio que tiene un alineamiento muy claro, que hace muy pocos días se identificó con Corea del Norte y con Irán ...con Bielorrusia, la única dictadura que va quedando en Europa".

Adujo que la postura internacional de Venezuela "muestra un modelo de confrontación que el Uruguay debería estar examinando, no porque (en la confrontración) estén dentro también los Estados Unidos, con quien nosotros también tenemos discrepancias", añadió.

Korseniak dijo que "es una falsedad" que el proyecto sobre Venezuela no haya sido discutido en la Comisión de Asuntos Internacionales donde el tema ingresó en julio pasado y respaldó la incorporación.
 
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?