| 11/29/2007 12:00:00 AM

Venezuela habla de expulsar a un diplomático estadounidense

En entrevista televisiva con canal estatal, Maduro aseguró que este funcionario estadounidense, al que no identificó, es el autor de un documento destinado a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y cuyo contenido configuraba "una matriz de opinión" para derrotar la reforma constitucional.

Caracas.- El ministro de Relaciones Exteriores Nicolás Maduro dijo el miércoles que evalúa la expulsión de un funcionario de la embajada estadounidense que supuestamente promovió un complot contra la aprobación en un referendo el domingo de la propuesta de reforma constitucional.

"Nosotros vamos a investigar (el documento) y si esto es así lo sacaremos de aquí como persona non grata", señaló Maduro al explicar que el foco de las pesquisas es un miembro de la embajada de Washington en Caracas.

"Es un guión de la CIA", dijo el ministro, quien lo denominó "Plan Tenaza... para tratar de generar una matriz de opinión entre los venezolanos que den un triunfo seguro al 'no"'.

Un vocero de la embajada estadounidense que dijo no estar autorizado para ser citado por la prensa, declaró a AP que en la misión diplomática desconocen el documento al que hizo alusión el canciller venezolano.

El presunto plan fue publicado el martes en el sitio de internet www.aporrea.org, que apoya al gobierno de Chávez.

La propuesta de reforma a la carta magna que presentó el presidente Hugo Chávez contempla, entre otros puntos, la extensión del período de gobierno de 6 a 7 años y la reelección presidencial sin límites.

"Tenemos suficientes pruebas de que nuestros adversarios, monitoreados por el imperio estadounidense, desconocerán el triunfo y tienen un plan para, que tan pronto se anuncien los resultados el domingo, ejecutar acciones violentas", dijo el presidente el miércoles

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?