| 7/23/2010 8:35:00 AM

Venezuela: fuerza armada en alerta tras ruptura con Colombia

Las autoridades militares anunciaron el viernes que estarán alerta y ofrecieron "apoyo incondicional" al presidente Hugo Chávez tras romper relaciones con Colombia y señalaron estar dispuestas a "una respuesta contundente" si hay una incursión extranjera a territorio venezolano.

Caracas.- El ministro de la Defensa, general en jefe Carlos Mata Figueroa, acompañado del alto mando militar anunció que los integrantes de la fuerza armada "mantienen su apresto operacional" y están "dispuestas en todo momento a obedecer" las tareas que imponga el mandatario.

Mata Figueroa advirtió en un discurso transmitido por la televisora estatal que las fuerzas militares están dispuestas a dar una "respuesta contundente" si "fuerzas extranjeras intentasen de alguna manera violar el sagrado suelo".

"Responsabilizamos a la oligarquía colombiana y a su actual gobierno...si estas naciones hermanas tiñen de sangre su historia", indicó el jefe militar tras acusar al gobierno de Alvaro Uribe de cometer "contantes agresiones" contra Venezuela al firmar convenios militares con fuerzas extranjeras que están "velados por siniestros objetivos".

Asimismo, negó las denuncias que el jueves realizó Colombia en la Organización de Estados Americanos, OEA, según las cuales en territorio venezolano se refugian guerrilleros colombianos. Mata Figueroa sostuvo que las autoridades venezolanas han hecho "enormes esfuerzos" para combatir el contrabando, el narcotráfico, el secuestro y la extorsión, que se han derivado de la "guerra civil que vive Colombia"

Venezuela y Colombia tienen tensas relaciones desde hace dos años que se agravaron luego que Chávez anunció la ruptura de lazos con Bogotá, y ordenó a las autoridades militares estar en "máxima alerta" en las fronteras "porque creo que hay una locura desatada en el palacio de Nariño y eso es muy peligroso, y va ser muy peligroso todos estos días que vienen".

"Yo alerto a la comunidad internacional. Nosotros no aceptaremos ningún tipo de agresión ni de violaciones a nuestra soberanía", indicó el gobernante, al reconocer que a "una guerra con Colombia habría que ir llorando pero habría que ir".

La cancillería venezolana impuso el jueves un plazo de 72 horas a los diplomáticos colombianos para que "cierren su embajada y se retiren de nuestro país". La ruptura total de vínculos diplomáticos no tiene precedentes en casi dos siglos de relaciones.

Asimismo, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, dijo que su gobierno está preparando "otro conjunto de decisiones en materia económica, aeronáutica, comercial para defender la dignidad de nuestro país" y que solicitó a la Unasur una reunión de urgencia.

A ambos lados de la frontera común de 2.200 kilómetros, la medida pareció no causar sorpresa. Los lazos entre Bogotá y Caracas —que tienen relaciones formales desde 1831— ya llevaban al menos dos años de tensiones, precisamente por temas como la supuesta presencia de guerrillas en territorio venezolano.

Además, el grueso de las consecuencias de la ruptura, al menos en el lado económico, ya habían sido absorbidas desde que en julio del 2009 Venezuela redujo sus compras a Colombia.

La mayoría de los analistas coincidió en que los lazos de ambos países podrían reanudarse con la asunción el próximo 7 de agosto de Juan Manuel Santos, lo que el propio Chávez ha dejado entrever.

El único comentario del gobierno colombiano sobre la crisis diplomática lo hizo el vocero presidencial César Mauricio Velásquez, quien dijo que "Colombia jamás, nunca habrá movimiento de tropas. De parte de Colombia siempre habrá fraternidad" hacia Venezuela.

Varios gobiernos de la región expresaron preocupación por la crisis entre Caracas y Bogotá. El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llamó a Chávez para manifestarle su inquietud por la situación, según confirmó el gobierno de ese país.

Hace un año, Chávez ordenó "congelar" los lazos con Bogotá por una alianza militar entre Colombia y Estados Unidos y otros señalamientos de que supuestamente su gobierno suministró armas a la guerrilla.

A pesar de su dura postura, Chávez dejó abierta la posibilidad de un "reacercamiento" con el futuro gobierno Santos, quien declinó pronunciarse sobre la crisis diplomática durante una visita a México el jueves.

"He creído que la mejor contribución que podemos hacer es no pronunciarnos. El presidente Uribe es el presidente de la república hasta el próximo 7 de agosto", expresó Santos.

A finales de la semana pasada el gobierno de Uribe anunció que tenía pruebas sobre la presencia de jefes guerrilleros en territorio venezolano. Venezuela envió una nota de protesta y ordenó desde entonces el retiro del embajador en Bogotá, Gustavo Márquez.

Antes de la presentación de la denuncia en la OEA, Bogotá llamó el miércoles a consultas a su embajadora en Caracas, María Luisa Chiappe.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?