| 7/3/2007 12:00:00 AM

Venezuela dispuesta a retirarse del Mercosur

Chávez afirmó, durante una cadena de radio y televisión, que le llamaba la atención unas recientes declaraciones del canciller del Brasil, Celso Amorim, en las que planteó que a Venezuela le faltaban completar algunos requisitos.

Caracas.- El presidente Hugo Chávez expresó el martes que su gobierno esperará hasta septiembre que los congresos de Brasil y Paraguay aprueben la incorporación de Venezuela al Mercosur, ya que de lo contrario retirará la solicitud de integración al bloque.

"Si no lo aprueban en estos tres meses, señor canciller, preparemos nuestra solicitud de retiro del proceso hasta esperar nuevas condiciones", dijo Chávez durante un acto en el palacio presidencial.

"No tiene ninguna razón el Congreso de Brasil ni el de Paraguay para no aprobar nuestro ingreso al Mercosur. Ninguna razón, ni política, ni jurídica, ni económica, ni moral", afirmó el mandatario al señalar que el retardo de los congresistas en decidir la integración de Venezuela al bloque representa una "falta de respeto" para el país.

"Para nosotros las condiciones están completas, solo falta que el Congreso de Brasil lo apruebe, así que está del lado de ustedes la pelota", dijo el mandatario al dirigirse a través de las pantallas de televisión a su colega brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva.

"Lula, nosotros no desistimos del Mercosur, insistimos en los cambios en el Mercosur", acotó. Insistió en que si los congresistas no dan una respuesta en tres meses "nosotros (nos) retiraremos por dignidad, porque consideramos esto una falta de respeto".

Chávez acusó a Estados Unidos y a "sus fichas" de tratar de bloquear la integración en la región, pero no ofreció más detalles.

Aseguró que era un "integrador por excelencia", y citó como ejemplo de ello las acciones que ha emprendido su gobierno en los últimos tres años para elevar las importaciones venezolanas de Brasil hasta alcanzar el año pasado los 2.973 millones de dólares.

"Empresarios de Brasil, tomen nota porque es en beneficio de Brasil", añadió.

El pasado fin de semana Chávez hizo una advertencia similar sobre un eventual retiro del bloque, a lo que Amorim respondió que esperaba que no se concretara la salida porque "Venezuela tiene un lugar importante, enriquece al Mercosur".

"La simpatía siempre es buena", agregó Amorim a los periodistas al ser consultado sobre si aún pensaba que un "gesto de buena voluntad" de Chávez hacia el congreso brasileño aliviaría los roces surgidos.

En Brasilia, el presidente de la Comisión Brasileña Parlamentaria de Mercosur, el senador Sergio Zambiasi, indicó que "la declaración del presidente Chávez no ayuda" a aliviar las tensiones surgidas con el Congreso.

"Así como nosotros no intervenimos en los ritos (trámites) del congreso de Venezuela, el congreso de Brasil no puede ceder en sus propios ritos. Estamos haciendo un esfuerzo muy grande para dar celeridad (a la aprobación del tratado)...pero no puedo garantizar que salga hasta septiembre", dijo Zambiasi en conversación telefónica.

El tratado está en la pauta de votación de la Cámara de Diputados y en caso de recibir el visto bueno pasaría para la del Senado, pero las cámaras tiene un receso de sus trabajos --por el período vacacional aquí en julio-- y "aunque (el proyecto) puede recibir alguna prioridad, decir que será aprobado hasta septiembre es difícil", agregó el senador brasileño.

Congresistas brasileños, de distintas tendencias, han planteado que necesitan "gestos", o un acercamiento del mandatario venezolano al congreso brasileño, para superar el mal clima generado por unas críticas que les hizo Chávez.

El mandatario calificó en mayo pasado a los senadores brasileños de "loros de Washington" por haber exhortado al gobierno venezolano a reconsiderar la decisión de no renovar la licencia a un canal privado de televisión.

En Montevideo, el senador uruguayo Sergio Abreu advirtió que Venezuela está "con un pie adentro y otro afuera" del Mercosur.

Abreu, uno de los arquitectos del Mercosur, dijo el lunes al diario El País que "el modelo brasileño es distinto al que plantea Venezuela. Brasil es un país no intervencionista y apoya un desarrollo pacífico de sus fuerzas armadas. Chávez, en cambio, tiene como modelo la fragmentación de América Latina".

Venezuela firmó en 2006 su acuerdo de adhesión al Mercosur, en un proceso por el cual debe ajustarse a normas comerciales y aduaneras del bloque, entre otras reglas, a lo largo de un período que va hasta el 2014. La incorporación venezolana también debe ser ratificada por los congresos de los países miembros, como ya lo hicieron los de Argentina y Uruguay, faltando aún el visto bueno de los legislativos de Brasil y Paraguay.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?