| 1/23/2009 12:00:00 AM

Venezuela desestima controversia con Petrobras por refinería

Caracas.- El ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, desestimó el jueves la declaración que hizo un alto ejecutivo de Petrobras en cuanto a que esa empresa está dispuesta a construir por su cuenta la refinería de petróleo pesado Abreu e Lima.

Ramírez dijo a la prensa que durante la visita que realizó la semana pasada a Venezuela el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, no surgió "ningún problema con Petrobras".

El ministro venezolano indicó que asumiría los comentarios del director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, sobre la refinería Abreu e Lima como "una opinion de un funcionario de segundo nivel".

Costa declaró en la víspera que persiste un desacuerdo con la corporación estatal Petroleos de Venezuela (PDVSA), que quiere aportar petróleo pesado para la refinería a precios superiores a los de mercado, mientras que Petrobras quiere usar la cotización del crudo tipo Brent como referencia.

"Brasil tiene petróleo suficiente" para abastecer la refinería, expresó Costa, según el servicio noticioso estatal Agencia Brasil.

Brasil y Venezuela iniciaron en 2005 las negociaciones para construir la refinería, valorada en 4.050 millones de dólares, pero Brasil comenzó las obras en 2007 sin que se concretara la incorporación de PDVSA. El proyecto original prevé que PDVSA asumiría 40% del costo de la operación.

La refinería Abreu e Lima tendrá capacidad de procesar unos 300.000 barriles de crudo por día para atender la demanda de derivados, en especial diesel, en el noreste brasileño.

Respecto a los proyectos de las refinerías que está impulsado el gobierno venezolano en Ecuador y Nicaragua, Ramírez, quien también se desempeña como presidente de PDVSA, señaló que "todo eso está caminando, y está bien, y vamos avanzando con nuestro plan".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?