| 11/7/2009 11:00:00 AM

Venezuela: Deportarán a 90 colombianos ilegales

Noventa colombianos indocumentados, detenidos cerca de la frontera con Colombia como sospechosos de pertenecer a un grupo paramilitar, serán deportados en breve, anunció el viernes el gobernador del estado occidental venezolano de Barinas.

Caracas — Adán Chávez, gobernador de Barinas y hermano mayor del presidente Hugo Chávez, indicó que los cuerpos de seguridad actuaron acuerdo con lo establecido en las leyes, y que después de las investigaciones "los indocumentados fueron enviados a las oficinas de inmigración para ser deportados".

El gobernador, citado por la estatal agencia de noticias ABN, no dio otros detalles, incluida la fecha en la que los detenidos serán enviados de vuelta a Colombia.

Los 90 colombianos --entre ellos 40 mujeres, según versiones de prensa-- fueron interceptados cuando viajaban en tres autobuses en la víspera a pocos kilómetros de la capital del estado y cerca de la frontera con Colombia.

Venezuela implantó controles más estrictas en los cruces fronterizos desde que Chávez, redujo al mínimo las relaciones con Colombia.

De acuerdo a las autoridades militares, inicialmente se manejó la hipótesis que los detenidos estuviesen relacionados con la reciente detención de ocho colombianos y dos venezolanos sospechosos de actividades paramilitares en el cercano poblado de San Antonio de Táchira, a unos 30 kilómetros de la ciudad colombiana de Cúcuta.

Venezuela y Colombia comparten una frontera común de 2.300 kilómetros en la que operan delincuentes y grupos irregulares armados, que se valen de lo remoto y desolado del lugar para traficar drogas, combustible, cometer secuestros, entre otros delitos.

La detención de esos 10 supuestos paramilitares coincidió con el repunte de las tensiones entre los gobiernos de Caracas y Bogotá debido a una serie de incidentes en la frontera común, incluido el reciente asesinato de 10 hombres en el estado Táchira, y la detención de dos colombianos y un venezolano acusados de espionaje en la región fronteriza.

La semana pasada se produjo también la detención de dos colombianos y un venezolano acusados de espionaje en la región fronteriza; y el hallazgo en Táchira de los cadáveres de 11 civiles --la mayoría de ellos colombianos que fueron víctimas días antes de un secuestro colectivo.

El lunes se sumó a los hechos de violencia en la frontera, el asesinato de dos agentes de la Guardia Nacional tras un ataque a un puesto de control, perpetrado por un grupo de desconocidos.

Por este caso hasta el momento el único detenido es un venezolano, de 20 años, quien fue capturado en un puesto de control militar, cerca de donde asesinaron a los guardias.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?