| 2/18/2007 12:00:00 AM

Venezuela y Colombia evalúan tratado comercial

La idea de crear un tratado comercial entre los dos países surgió a raíz de la decisión que tomó Venezuela el año pasado de retirarse de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) en protesta por los tratados de libre comercio que suscribió Colombia y Perú con los Estados Unidos.

Caracas.- Los gobiernos de Venezuela y Colombia trabajan en un tratado comercial que fijará el marco jurídico del intenso intercambio de productos que mantienen ambos países, declaró el futuro embajador colombiano en Caracas, Fernando Marín Valencia.

"Estamos trabajando en un acuerdo binacional, en un tratado entre los dos países dentro de un marco jurídico que se debe discutir", dijo Marín Valencia en entrevista publicada el domingo por el diario local El Universal.

El embajador colombiano designado afirmó que Venezuela tiene interés en adquirir ganado colombiano y productos alimenticios, pero no ofreció más detalles.

Indicó que en el área energética ambos países avanzan en la construcción de un gasoducto desde la Guajira, en Colombia, hasta la península de Paraguaná, en Venezuela. Para el desarrollo del proyecto se estimó una inversión de 300 millones de dólares.

La canciller colombiana María Consuelo Araujo dijo la semana pasada durante una visita a Caracas, que el gasoducto estará culminado para agosto próximo.

Además, "está encaminada la construcción de un poliducto que permitiría a Venezuela sacar su combustible por el Pacífico colombiano", agregó Marín Valencia, quien asumirá el próximo mes el cargo en sustitución de Enrique Vargas Ramírez.

De acuerdo a cifras del gobierno colombiano, el comercio entre los dos países superó en octubre pasado los 3.315 millones de dólares.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?