| 3/13/2010 12:00:00 PM

Venezuela busca asegurar alimentos ante crisis eléctrica

El gobierno y empresarios del sector de los alimentos acordaron el diseño conjunto de planes de contingencia para garantizar la distribución de comestibles en el país ante una eventual agudización de la crisis eléctrica, afirmó el viernes un dirigente empresarial.

Caracas  — Venezuela padece desde inicios de año una crisis eléctrica debido a la sequía de la represa del Guri, que es la principal fuente de energía del país, y a las deficiencias del sistema termoeléctrico.

El progresivo descenso que viene enfrentado el embalse del Guri ha obligado al gobierno a imponer un estricto plan de racionamiento de energía y cortes de luz en algunos estados para evitar un colapso del sistema eléctrico nacional.

El dirigente empresarial Alberto Cudemus, dijo a la AP que funcionarios del gobierno se reunieron en la víspera con representantes de unas 36 cámaras y asociaciones del sector alimentario a fin de "encontrar las fórmulas más expeditas para que el sector alimentario no sea afectado por los cortes eléctricos".

Cudemus expresó que en el marco de la reunión, el gobierno entregó unos formatos de planes de ahorro y de inversión que los empresarios deberán responder próximamente para conocer los proyectos que están dispuestos a desarrollar las empresas e industrias de alimentos en un lapso entre 90 y 360 días para instaurar sus propios sistemas de autogeneración eléctrica.

El presidente de la Federación Venezolana de Porcicultura (Feporcina) dijo que la definición de los cronogramas dependerá de la disposición de los empresarios para realizar las inversiones, y que el gobierno acelere todo lo relativo a los permisos para importar las plantas eléctricas y la entrega de las divisas preferenciales.

"Estamos un poco contra reloj en el sector alimentos y no queremos fallarle al país", dijo el dirigente al reconocer que la gran incógnita es si el sector empresarial y el gobierno tendrán "la capacidad para solventar esto antes de que la crisis se ponga peor".

En relación con la reunión, la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) informó en la víspera que el gobierno se comprometió con los empresarios a no aplicar cortes de luz a las industrias y empresas procesadoras de alimentos como parte del plan de racionamiento eléctrico.

El ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, dijo el viernes a la prensa que el gobierno está trayendo al país plantas a gas y diesel para generar 1.200 megavatios y cubrir la demanda de las áreas operacionales de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

"Antes de que finalice el año es el tiempo que tenemos estimado para la autogeneración eléctrica", indicó Ramírez a la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) al asegurar que en PDVSA se está trabajando de manera "frenética en la búsqueda de máquinas para la autogeneración".

El ministro señaló que el gobierno está dispuesto a destinar 100.000 barriles diarios de diesel para las plantas termoeléctricas del país.

El presidente Hugo Chávez anunció el mes pasado que el gobierno comprará equipos de Brasil, Argentina, China, y de la corporación estadounidense General Electric, para hacer frente a la crisis.

Al respecto, el vicepresidente Elías Jaua informó que este fin de semana llegarán al país unas plantas de Rusia que proveerán unos 300 megavatios a la estatal Siderúrgica del Orinoco (Sidor), que es la mayor empresa del sector.

Un grupo de analistas denunció la semana pasada que comenzó a acelerarse el descenso de la cota del Guri al pasar el declive de un promedio 13 centímetros por día, que tenía para febrero, a 17 centímetros por día en marzo.

Chávez admitió esta semana que la cota del Guri se ubicó a 13 metros de la zona de colapso, es decir 253 metros sobre el nivel del mar.

Los analistas estiman que de llegar la cota de la represa a los 240 metros sobre el nivel del mar entraría en "colapso" y habría que paralizar una de las salas de máquinas del Guri, lo que dejaría al sistema nacional de generación eléctrica sin unos 5.000 megavatios que cubren cerca del 33% de la demanda eléctrica del país.

El gobierno sostiene que la crisis eléctrica que padece el país en consecuencia del fenómeno climático del Niño que ha generado un verano seco.

Chávez decretó en febrero un estado de emergencia eléctrica para agilizar las adquisiciones de nuevos equipos, y acordó un plan de ahorro para obligar a los comercios e industrias a reducir el consumo en 20% al mes ya que de lo contrario sufrirán una suspensión del servicio. 



 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?