| 8/15/2007 12:00:00 AM

Venezuela y Argentina lanzan nueva emisión Bono del Sur

El gobierno venezolano abrió el martes el libro de ofertas de compra del "Bono del Sur III", indicó el ministerio en su página en la Internet.

Caracas.- Venezuela realizó el martes el lanzamiento de la tercera emisión del "Bono del Sur" por 1.500 millones de dólares, informó el ministerio de Finanzas.

Las autoridades han pronosticado una alta demanda de la oferta. El proceso de recepción de ofertas estará abierto hasta el jueves.

Esta nueva operación implicará la emisión de dos paquetes de papeles venezolanos denominados Títulos de Interés y Capital Cubierto (TICC) por montos semejantes de 500 millones de dólares, que vencerán en el 2017 y 2019, respectivamente, y de los bonos argentinos llamados BODEN 15, que caducarán en el 2015, también por un monto de 500 millones de dólares.

El Ministerio de Finanzas de Venezuela informó que el "Bono del Sur III" será vendido en el mercado interno en bolívares, y tendrá un "precio de 112,6%" de su valor, indicó el Ministerio de Finanzas.

El presidente Hugo Chávez ha promovido los bonos como un nuevo instrumento financiero que reforzará la alianza de Venezuela con el gobierno de presidente argentino Néstor Kirchner, además de crear nuevas líneas de la financiamiento en la América del Sur.

El bono también ayuda al gobierno venezolano para reducir la excesiva liquidez en la economía, que sostenidamente alimenta la tasa de inflación del país, la más alta de la América Latina.

En el año 2006, argentina y Venezuela efectuaron una primera emisión de bono binacional por 1.000 millones de dólares, en tanto, la segunda emisión se efectuó en febrero pasado por un monto de 1.500 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?