| 10/30/2008 12:00:00 AM

Venezuela apoya otro recorte OPEP, diciembre o antes

CARACAS - Venezuela cree que la OPEP debe recortar nuevamente su producción petrolera en diciembre, o incluso antes, para evitar que la caída de la demanda siga golpeando a los precios del crudo, que el jueves volvieron a cerrar con bajas.

El grupo petrolero, cuya oferta cubre más de un tercio del consumo mundial de crudo, decidió la semana pasada reducir sus niveles de bombeo en 1,5 millones de barriles por día (bpd) para tratar de frenar la abrupta caída de los precios desde que tocaran máximos de 147 dólares por barril en julio.

"Nosotros estimamos que habría que hacer un recorte adicional de un millón de barriles (por día) (...) en diciembre o antes de diciembre", dijo el jueves a periodistas el ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez.

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Abdullah al-Badri, dijo esta semana que si los precios continúan en declive el grupo podría evaluar su política en una reunión extraordinaria antes de la programada para diciembre.

Los futuros del crudo estadounidense cerraron el jueves con un descenso preliminar del 2,07 por ciento a 66,1 dpb, su menor nivel desde mediados del 2007, afectados por nuevos indicadores económicos en Estados Unidos.

Ramírez, quien también preside la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), estimó que la demanda mundial de crudo ha bajado en unos 900.000 bpd a causa de la crisis financiera y advirtió que la caída de precios podría generar un colapso de la inversión energética mundial.

"Va a llegar un punto, un nivel que nosotros hemos estimado unos 70 dólares (por barril), donde van a comenzar a salir masivamente proyectos que están ahora en visualización o en desarrollo. Esto no es bueno para nadie", dijo.

Además, el funcionario adelantó que su Gobierno llevará una propuesta a la OPEP para reestablecer una banda de precios de entre 70 y 90 dólares por barril o de entre 80 y 100 dólares por barril para intentar estabilizar el mercado.

En el pasado, el grupo usó rangos para ajustar su oferta automáticamente al alza o a la baja dependiendo del precio del barril.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha aprovechado la bonanza petrolera para financiar su autoproclamada revolución socialista, destinando miles de millones de dólares a proyectos sociales.

Analistas creen que los precios del crudo continuarán bajando por los temores a una recesión en Estados Unidos y otras potencias económicas, pero consideran improbable que desciendan muy por debajo de los 50 dólares por barril, considerado el costo operativo promedio de la industria.

Sin embargo, el mandatario, que este año enfrenta unos comicios regionales clave para su futuro político, considera que la oposición y algunos analistas se equivocan cuando creen que la caída de los precios le obligará a ajustar su alto gasto social y le restará apoyo a su Gobierno. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?