| 12/10/2007 12:00:00 AM

Venezolanos retrasan media hora el reloj

La nueva hora entró en vigencia a las 3.00 de la mañana del domingo y colocó a Venezuela cuatro horas y media por detrás de la hora del meridiano de Greenwich (conocida como GMT), convirtiéndolo en el único país con este tipo horario en toda América.

Caracas.- Los venezolanos retrasaron el domingo su reloj 30 minutos, al implementarse un cambio de hora que según el gobierno aumentará la productividad del país.

Algunos venezolanos opinan que el cambio es positivo y coinciden con el presidente Hugo Chávez en que esa media hora evitará que los niños se levanten de la cama antes del amanecer. Otros la desestiman como otro capricho de un líder errático y autoritario.

Caracas está ahora media hora por delante que Nueva York y Washington, y no una hora completa como antes.

Otros países que tienen una diferencia de media hora con respecto al resto del planeta son India, Afganistán, Mianmar, Irán y Sri Lanka, junto a algunas partes de Canadá, Australia algunas islas del Pacífico y el Indico.

La vendedora ambulante María Luz García, de 74 años, dijo que siempre se despierta media hora más temprano por el cambio y no le ve mucho sentido. Este cambio es "porque a este señor le gusta cambiar las cosas así", dijo.

El recolector de basura José Hernández, de 48 años, en cambio, sostuvo que beneficiaba a todos los venezolanos.

"Los niños se pueden levantar más tarde", consideró.

Chávez insiste que el cambio no es arbitrario y señala que funcionarios del gobierno estudiaban la medida desde 1999. El cambio rige durante todo el año.

Desde Argentina, el presidente manifestó que ayudará a que los venezolanos aprovechen mejor la luz del día.

"Eso afecta hasta el funcionamiento biológico del cuerpo, lo cual está científicamente demostrado", expresó.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?