| 9/26/2006 12:00:00 AM

Vence el plazo para inscripciones para macrorueda con EE.UU. y Canadá

Para asistir al evento, que es organizado por Proexport, ya se encuentran inscritos cerca de 900 participantes entre compradores extranjeros y empresarios colombianos de distintos sectores de la economía.

Bogotá.- Hasta el próximo viernes estarán abiertas las inscripciones para los empresarios interesados en participar en la cuarta Macrorrueda de Negocios con Estados Unidos y Canadá, que se llevará a cabo en Cartagena del 29 al 30 de octubre de este año.

Por Estados Unidos hay 209 asistentes registrados, por Canadá 47 y por Puerto Rico 50, para un total de 306 compradores. Por Colombia el número de empresarios inscritos es de 574, para un total de 880 entre visitantes foráneos e industriales locales.

Así mismo, de acuerdo con el más reciente reporte de la entidad, hasta el momento se han concretado 1.980 citas de negocios entre ambas partes, durante el desarrollo del certamen. En la Macrorrueda se ofertarán productos agroindustriales de los subsectores agrícola, agroindustrial, acuícola y pesquero; en manufacturas se exhibirán artesanías, artículos de dotación, muebles y maderas, y elementos para ferretería, entre otros.

Además, en prendas de vestir, estarán presentes las confecciones, los sombreros y los textiles; y en cuanto a servicios, los principales jalonadores serán el sector editorial y de joyería. En las tres anteriores Macrorruedas Internacionales de Negocios realizadas con Estados Unidos y Canadá, se contó con la participación de más de 1.600 exportadores colombianos y alrededor de 700 compradores que realizaron cerca de 15 mil citas de negocios.

Un dato preliminar indica que los encuentros arrojaron negocios del orden de US$250 millones tanto a corto como a mediano plazo.

El primer encuentro con estos dos países se realizó en Cartagena y reunió 721 exportadores y 212 compradores, quienes pactaron negocios por US$53,6 millones.

En Miami se llevó a cabo la segunda versión que congregó 300 compradores y 622 empresarios colombianos, y generó oportunidades de negocios por US$123 millones. La última de estas jornadas se realizó en Houston, y en ella se pactaron oportunidades de negocio por US$73,5 millones entre los 302 exportadores asistentes y los 212 compradores.

Las ruedas de negocios se enmarcan dentro de la estrategia comercial impulsada por Proexport en Estados Unidos, y cuyo fin es lograr una mayor presencia de los productos colombianos en este mercado, previo a la firma del Tratado de Libre Comercio.

Para tal fin la entidad ubicó, desde 2005, representantes comerciales en los principales estados de este país como Texas, California, Georgia, Illinois y Nueva York, cuya labor es identificar los clientes potenciales en estas regiones.

De igual manera, identificó algunos productos nacionales que por su calidad, variedad y demanda, concentran las mayores oportunidades de negocios en Estados Unidos.  Por ejemplo, en el sector de agroindustria, el tabaco, los peces ornamentales, los espárragos, los productos orgánicos y las mariposas son los de mayores posibilidades.

En textiles y confecciones las oportunidades se abren para los procesos terminados en denim, los pantalones de punto, la ropa interior, el paquete completo con valor agregado, los uniformes y los accesorios de viaje en cuero.

En cuanto a las manufacturas, productos como los pigmentos y pinturas, autopartes, maquinarias y herramientas, partes en hierro fundido, materiales de construcción (vidrio templado y laminado, productos en fibra de vidrio), abonos químicos y muebles para el sector hotelero, tienen gran demanda.

En servicios, las empresas colombianas de joyería en oro, impresión y bisutería fina, podrían penetrar fácilmente en este mercado, señala Proexport.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?