| 2/23/2010 5:55:00 PM

Vence plazo para que alcaldes envíen informe de ejecución presupuestal

Hasta el próximo 15 de marzo, los alcaldes del país tienen como plazo máximo para entregar al Departamento Nacional de Planeación –DNP- el informe de ejecución presupuestal de ingresos y gastos realizados durante 2009.

Bogotá.- Los informes que los alcaldes tienen que entregar al Departamento Nacional de Planeación son requeridos para la asignación de los recursos del Sistema General de Participaciones (SGP); para las evaluaciones fiscal e integral de la gestión local y para el monitoreo del uso de los recursos del SGP.

El no envío de esta información implica que el municipio no participará en la distribución de los recursos del SGP de Propósito General correspondiente a la vigencia 2011, por el criterio de eficiencia fiscal. Además, los municipios que no lo hagan ocuparán los últimos lugares en la medición y ranking de desempeño fiscal y de desempeño integral; y también serán reportados a la Dirección de Apoyo Fiscal, por incurrir en uno de los eventos de riesgo en el uso del SGP. Así mismo, estarían en riesgo de procesos disciplinarios por incumplimiento de sus obligaciones de reporte de información.

Con el propósito de contribuir al correcto diligenciamiento de la información y a su envío oportuno, el DNP está desarrollando una jornada de capacitación en diferentes departamentos, dirigida a funcionarios departamentales y municipales, en eventos convocados por la respetiva Gobernación. Con ello se espera que el proceso de diligenciamiento sea más claro y fácil de realizar y que los municipios envíen la información oportunamente.

Finalmente, el DNP les recomendó a los funcionarios de las administraciones departamentales que brinden la asistencia técnica requerida, para que sus municipios cumplan de manera adecuada y oportuna con este reporte.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?