| 10/28/2007 12:00:00 AM

Veintisiete millones de argentinos eligen sucesor de Kirchner

Todas las encuestas conocidas antes del comienzo de la veda electoral el viernes pronosticaban el triunfo de la esposa de Kirchner, la senadora Cristina Fernández, candidata del centroizquierdista Frente para la Victoria. E indicaban que podría quedar elegida este domingo, sin necesidad de segunda vuelta el 25 de noviembre.

Buenos Aires.- Con moderado entusiasmo, 27 millones de argentinos comenzaron a votar en todos el país a partir de las 08:00 horas (11:00 gmt), para elegir a quien sucederá a partir del 10 de diciembre al presidente Néstor Kirchner, con la novedad de que seguramente será una mujer.

Pero si la primera dama no logra la mayoría suficiente en la primera ronda, las encuestas también coinciden en que su contendiente en la eventual segunda vuelta sería la ex diputada Elisa Carrió, de la moderada Coalición Cívica.

Para evitar la segunda vuelta, la candidata oficialista tiene que obtener el 45% de los votos. O más del 40%, si consigue una diferencia superior a diez puntos al segundo candidato más votado. La última encuesta difundida el viernes por el diario opositor La Nación establecía esa diferencia en 25 puntos.

Cristina Fernández y su esposo el presidente votaron por la mañana en la ciudad de Río Gallegos, a 2.700 kilómetros al sur, de donde es oriundo Kirchner. Lo hicieron en mesas separadas y ambos rehusaron responder a las preguntas de la nube de periodistas y fotógrafos que los aguardaban, amparándose en la veda electoral que impide hacerlo hasta el cierre del comicio.

"Este es un día muy especial", dijo sonriente Cristina Fernández.

De inmediato el Presidente y su esposa regresaron en vía aérea a esta capital, donde aguardarán los resultados de la elección.

La opositora Carrió sufragó en una escuela próxima a su domicilio, en el barrio norte de esta capital. Poco después hizo lo propio Roberto Lavagna, candidato de una coalición encabezada por la opositora Unión Cívica Radical (UCR), en el barrio de Saavedra, en el extremo norte de la ciudad.

El ex presidente Carlos Menem desafió la veda electoral, que prohibe formular manifestaciones políticas durante la votación y declaró a la prensa que su sufragio era para el candidato de la derecha peronista, Alberto Rodríguez Saá.

Menem votó en su ciudad natal de La Rioja, a 1.150 kilómetros al noroeste.

"Soy un hombre que cumple los compromisos que contrae y por supuesto que votaré por el doctor Rodríguez Saá", afirmó el ex mandatario, que gobernó durante diez años, a partir de 1989.

"Yo creo que, contra muchos de los pronósticos a partir de encuestas pagadas por el gobierno, que los pronósticos favorables al kirchnerismo se van a caer a pedazos", añadió.

El voto es obligatorio en la Argentina desde los 18 a los 70 años. También constituye una "carga pública" formar parte durante diez horas de las autoridades de las 72.771 mesas receptoras, que se forman con ciudadanos escogidos del padrón. Pero hubo esta vez una gran ausencia de los convocados, por lo que las autoridades debieron recurrir a funcionarios del poder judicial.

Una vez cerrada la votación, se practica en cada mesa el escrutinio provisorio, con la vigilancia de fiscales de los partidos políticos, que deben firmar un acta. Los resultados se envían por telegrama a la Junta Electoral que funciona en el edificio del Correo Central, que comenzará seguramente a partir de las 21:00 (medianoche gmt) a difundir los primeros resultados oficiales.

Pero aunque la legislación prohibe hacerlo inmediatamente después del cierre de la votación, seguramente circularán no bien ello ocurra resultados de boca de urna, que efectúan distintos medios de difusión.

Se cree que aproximadamente a las 22:00 (01:00 gmt del lunes) ya habrá datos que indicarán la inclinación del electorado.

Hoy eligen también gobernadores, legisladores locales y autoridades municipales ocho provincias (Buenos Aires, Santa Cruz, La Pampa, Mendoza, Misiones, Formosa, Salta y Jujuy). Hay gran expectativa por lo que ocurra en la provincia de Buenos Aires, donde vive casi el 40% de los 37 millones de argentinos. Se trata de un baluarte del peronismo en el que la candidata oficialista Fernández espera obtener una ventaja sustancial.

El oficialismo busca también en estas elecciones aumentar su actual mayoría en la Cámara de Diputados. De sus 257 miembros, el Frente para la Victoria de Kirchner y grupos aliados tienen 140 legisladores. También cuenta el gobierno con cómoda mayoría en el Senado (43 bancas, sobre 72).

No habían ocurrido incidentes y el jefe del gabinete de ministros, Alberto Fernández, declaró a la prensa que "esperemos que sea una jornada de tranquilidad y que por la noche quienes tienen que festejar, festejen y los demás que acompañen".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?