| 12/4/2007 12:00:00 AM

Vaticinan carestía mundial de alimentos

El incremento en la temperatura del planeta y el mayor consumo de víveres en los países con rápido desarrollo como China e India están presionando al sistema alimenticio mundial y están impulsando los precios, estimó el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias.

Beijing.- Los precios de los alimentos están aumentando a tal punto que causarán una carestía en el mundo, al tiempo que el cambio climático complica el acceso de los más pobres a una alimentación adecuada, dijeron investigadores el martes en un estudio.

Joachim von Braun, director de ese grupo de estudio radicado en Washington, dijo que los precios de los alimentos tendieron a disminuir desde que los científicos comenzaron a crear variedades de cultivos de alto rendimiento hace algunas décadas, "pero los días de los precios baratos pueden estar terminando".

"La ocasión anterior que el mundo experimentó aumentos en los precios de los alimentos fue de 1973 a 1974 ... pero la situación ahora es totalmente diferente. Por un lado, la situación del riesgo climático y del cambio climático se ha incrementado, la vulnerabilidad climática ha aumentado", señaló Von Braun a periodistas en Beijing.

El instituto refirió en un informe que el hambre y la desnutrición podrían intensificarse conforme resulten afectadas comunidades agrícolas sensibles al medio ambiente. Crecerá la dependencia de las importaciones y disminuirá el rendimiento de los cultivos de cereales en esos países.

La producción agrícola mundial podría reducirse 16% para el 2020 debido a que el calentamiento global reduciría la tierra cultivable para ciertas cosechas, indicó el reporte. Por ejemplo, citó, la tierra para producir trigo podría casi desaparecer en Africa.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?