| 12/30/2010 7:30:00 AM

Vaticano designa supervisores de finanzas tras escándalo bancario

La Santa Sede creó el jueves una nueva oficina de supervisión de sus finanzas y emitió nuevas leyes para cumplir con las normas internacionales en contra del lavado de dinero y el financiamiento a grupos terroristas.

Ciudad del Vaticano  — Los decretos, que entrarán en vigencia el 1 de abril, fueron aprobados justo cuando el banco del Vaticano es investigado por lavado de dinero tras un caso que resultó en la confiscación de 23 millones de euros (31 millones de dólares) y en el escrutinio a dos altos funcionarios.

El papa Benedicto XVI firmó los documentos el jueves, afirmando que el Vaticano quiere unirse a otros países que han combatido los vacíos legales que han permitido que los criminales exploten el sector financiero.

Varias organizaciones financieras internacionales reconocieron la medida y dijeron que el Vaticano había dado un paso en la dirección correcta.

El decreto crea un organismo supervisor independiente: la Autoridad de Información Financiera, que tendrá la responsabilidad de asegurarse que todas las transacciones financieras de la Santa Sede —entre ellas las del banco del Vaticano— cumplan con las nuevas leyes.

La nueva oficina de vigilancia también será la unidad del Vaticano que colaborará con la Unión Europea y otras organizaciones internacionales.

El vocero del Vaticano, padre Federico Lomabardi, subrayó que las nuevas normas y la creación de la autoridad no están relacionadas con la confiscación en septiembre de una cuenta del Vaticano.

El Vaticano se comprometió en diciembre de 2009 —cuando ingresó a un acuerdo monetario con la Unión Europea sobre la emisión de euros— a aprobar esa ley antes de que concluyera este año. Sin embargo, la iniciativa tomó más prontitud tras la investigación por lavado de dinero que puso en vergüenza al Vaticano y al presidente de su banco, Ettore Gotti Tedeschi.

Los fiscales de Roma decomisaron 23 millones de euros el 21 de septiembre y pusieron bajo investigación a Gotti Tedeschi y su segundo, alegando que el banco violó la ley al tratar de transferir fondos sin identificación del remitente ni el destinatario. Los dos hombres no han sido instruidos de cargos.

El Vaticano insiste en que la pesquisa fue resultado de un "malentendido" y espera que se aclare rápidamente, pero los tribunales de Roma se han negado dos veces a descongelar los fondos. A principios de mes, un juez dijo que nada había cambiado en la forma en que el Vaticano protege la identidad de sus clientes.

Preguntado el jueves sobre si el banco, conocido formalmente como Instituto para las Obras Religiosas, se vería obligado ahora a identificar a sus clientes en las transacciones, Lombardi dijo que la cuestión de la cuenta embargada fue un caso muy particular.

"Pero sostengo que esta ley crea una situación en la que el tipo de problemas que se han verificado o que no fueron correctos son impensables", dijo Lombardi.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?