| 11/28/2006 12:00:00 AM

USTR al Congreso: Digamos no al aislacionismo

La directora de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) formuló el martes una exhortación al Congreso a trabajar juntos el próximo año y evitar el aislacionismo que puede tener "graves consecuencias" tanto para Estados Unidos como sus países socios.

Washington
 
"Es fácil hacer demagogia con los tratados comerciales", dijo Susan Schwab. "Estos son tiempos de globalización y los cambios en el mundo exigen que nuestros esfuerzos sean realizados en forma bipartidista".

Esta fue la primera exhortación de Schwab al Congreso después de las elecciones del 7 de noviembre que cambió la conformación política nacional con la derrota del Partido Republicano, del presidente George W. Bush.

A partir de enero, el Partido Demócrata, que ha criticado las facilidades comerciales estadounidenses a otros países, pasará a controlar las dos cámaras del Congreso después de 12 años de dominio republicano.

Algunos legisladores demócratas que ocuparán puestos importantes para la ratificación de los tratados comerciales, como el congresista Charles Rangel, quien presidirá el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, han adelantado que deseaban "una revisión" de esos acuerdos.

Schwab indicó que antes de la Navidad, en que la legislatura entrará en receso, el gobierno esperaba solamente la aprobación del tratado especial de comercio con Vietnam.

Pero hizo notar que en el próximo año "son nuestra prioridad" los tratados de libre comercio (TLC) con Perú y Colombia, ya firmados pero que requieren todavía aprobación del Congreso.

"No echemos a perder las oportunidades", dijo Schwab hablando en una conferencia especial en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, una organización que agrupa a las principales corporaciones de Estados Unidos y que respalda fuertemente la apertura comercial.

"Hagamos un trabajo compartido y miremos al futuro con una agenda comercial que no tiene que ser secuestrada".

Schwab dijo que los TLC contienen provisiones sobre todos los aspectos de la actividad comercial bilateral desde la agricultura a la propiedad intelectual y "son la forma más efectiva para generar beneficios recíprocos".

Refiriéndose a la postura demócrata de resistirse a una mayor apertura comercial de Estados Unidos debido a que debilita el mercado laboral local, entre otras observaciones, Schwab pidió a los legisladores no caer "en el aislacionismo".

Indicó que Estados Unidos "no va a firmar un tratado comercial que le signifique desventajas, como tampoco los otros países van a hacerlo" por lo que los TLC "son ventajosos para todos".

Recordó que demócratas y republicanos "hemos estado trabajando" en negociaciones comerciales en los últimos 70 años y que en el proceso de la agenda comercial de Doha, que fracasó en julio pero que Estados Unidos intenta reactivar, "lo hemos hecho también juntos".

Más recientemente, agregó, se dio un trabajo bipartidista en la aprobación del TLC con Chile y otros países.

"Entonces, no cambiemos esa historia", afirmó.

Schwab dijo que el próximo año el gobierno de Bush deseaba terminar la negociación de libre comercio con Panamá, en el Hemisferio Occidental, pero no mencionó a Ecuador, cuyo proceso está detenido desde mayo y que acaba de elegir como presidente a un candidato que no desea un TLC con Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?