| 10/3/2006 12:00:00 AM

Uruguay: lentas negociaciones comerciales con EE.UU.

En las dos jornadas los tecnicos expusieron las pautas de la negociación en un Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones (TIFA por sus siglas en inglés), luego que el gobierno uruguayo desechó un tratado de libre comercio (TLC).

Montevideo.-  Estados Unidos y Uruguay resolvieron iniciar las negociaciones para la suscripción "a la brevedad" de un acuerdo marco para fortalecer las relaciones comerciales y de inversiones, según expresaron los jefes de las delegaciones al poner fin a dos días de reuniones en esta capital.

El único episodio que alteró en parte el desarrollo de las reuniones y antes de la conferencia de prensa, fue protagonizado por una decena de jóvenes, con sus rostros tapados, que lanzaron huevos a la guardia de la residencia presidencial, quemaron una bandera de los Estados Unidos, hicieron explotar cohetes de estruendo y pintaron la fachada de la residencia con aerosoles en rechazo a los acuerdos, e insultaron a destajo.

La guardia de la residencia no intervino y el grupo se retiró tras lanzar consignas como "fuera yankees", "no TLC ni TIFA" y "luchar, crear poder popular".

El secretario de la presidencia Gonzalo Fernández y el representante adjunto comercial de los Estados Unidos para América Latina, Everett Eissenstat, encabezaron una rueda de prensa durante la cual el funcionario uruguayo leyó un comunicado donde se expuso la índole de estas reuniones, la sexta que realizan en el marco de la comisión conjunta de inversiones y comercio.

Fernández señaló que se intercambiaron documentos de ratificación del tratado entre Uruguay y Estados Unidos relativo a la promoción y protección recíproca de inversiones y que luego del canje de ratificaciones entrará en vigor, el primero de noviembre de 2006 "de lo que ambas partes se congratularon".

Fernández agregó que luego de examinar la evolución de las relaciones comerciales, las inversiones, y las áreas de especial interés de cada parte, "se resolvió el lanzamiento de negociaciones para la suscripción a la brevedad que sea posible de un acuerdo marco con el objeto de fortalecer nuestra relación bilateral en materia de comercio e inversiones".

"Creo que el comunicado sintetiza adecuadamente los trabajos de los equipos técnicos", señaló Fernández.

Eissenstat dijo protocolarmente que "estoy muy contento de estar en Uruguay una vez más. Tuvimos una reunión muy buena, tuvimos la oportunidad de ratificar el tratado para la profundización de las inversiones y esto va a proveer mas oportunidades a inversiones por los Estados Unidos y por Uruguay".

"Va a ser muy bueno para ambos países. También analizamos alternativas para profundizar nuestras relaciones comerciales. Vamos a continuar nuestras discusiones, nosotros pensamos que estamos en el buen camino y tengo mucha confianza que podemos concluir negociaciones por el TIFA lo antes posible", agregó.

Fernández, ante una pregunta, dijo que este no "es el momento de anticipar contenidos, porque cada uno lleva en su maleta el planteo que ha recibido y que habrá de comenzar a estudiar, a tratar, en las sucesivas reuniones".

En cuanto a la firma del TIFA, Fernández dijo que el "propio comunicado dice que aspiramos que sea a la brevedad posible. Dependerá de las futuras negociaciones pero no va a ser, pensamos, algo prolongado en el tiempo".

Eissenstat, respecto a como observó Estados Unidos la modificación del gobierno uruguayo de no suscribir un TLC por vía rápida, dijo que "pienso que el punto más importante es la dirección que va a tomar el trabajo a nivel comercial. Yo pienso que en los últimos meses hemos hecho un avance significativo en la relaciones bilaterales comerciales.

Respecto a si el TIFA permite profundizar el comercio, Eissenstat consideró que "creo que lo importante de esta modalidad de TIFA es una modalidad para seguir fortaleciendo el comercio".

 
Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?