| 1/30/2012 6:10:00 PM

Uruguay buscará atraer mano de obra calificada para cubrir nuevos empleos

El Gobierno uruguayo buscará flexibilizar las políticas de migración para trabajadores cualificados e incentivar el retorno de uruguayos del exterior para cubrir parte de los 25.000 nuevos empleos que se prevé surgirán en este año, informó hoy el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta.

En una rueda de prensa tras la celebración del habitual Consejo de Ministros, Brenta afirmó que dadas las previsiones de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2012, que rondará el 4 por ciento, habrá necesidad de cubrir unos 25.000 puestos de trabajo para lo que existe "insuficiencia de mano de obra calificada".

En ese sentido, el Gobierno planea la "flexibilización de políticas vinculadas a la migración de mano de obra calificada y también una política proactiva de retorno de uruguayos en el exterior".

Así, Brenta afirmó que su ministerio pondrá en funcionamiento en pocas semanas una página web llamada "Vía trabajo", donde se podrán consultar ofertas laborales en el país tanto para uruguayos como "compatriotas en el extranjero y eventualmente de personas de otros países".

Esa situación se explica por el mínimo histórico de desempleo registrado en el país, que en 2011 tuvo un promedio del 6,2 por ciento.

"Uruguay tiene 95.000 personas desocupadas. Esto plantea un desafío dado que la calificación exigida para estos 25.000 de trabajo no esté acorde a los recursos humanos que aún hoy no han conseguido empleo", sostuvo el ministro.

El ministro señaló además que los otros desafíos de su cartera para este año son el incremento del salario real y la formalización del empleo, además del desarrollo de la capacitación de la mano de obra, cuya baja calificación constituye un "desafío". EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?